“¡No más violencia contra las mujeres!”, proclaman rockeros en el Zócalo

El espectáculo Rock en Tu Idioma Sinfónico, ayer en el Zócalo capitalino. Fotos: Benjamín Flores El espectáculo Rock en Tu Idioma Sinfónico, ayer en el Zócalo capitalino. Fotos: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-  “Por nuestra madre, hermanas, hijas y porque todos venimos de ellas”, el llamado fue duro y contundente: “¡No más violencia contra las mujeres!”

Ésta fue la proclama entre el público y los rockeros participantes en el arranque de las actividades de los “16 días de activismo para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas”.

Aunque la Plaza de la Constitución lucía con poca gente, a diferencia de otros abarrotados espectáculos, eso no impidió que los 60 mil fervientes asistentes disfrutaran y se unieran al clamor por una equidad de género durante el show Rock en Tu Idioma Sinfónico.

Este proyecto musical de nostalgias surgió bajo la idea del bajista Sabo Romo para revivir las rolas exitosas del rock en español de los 80 y 90 mezcladas con sonidos orquestales, siendo ahora la oportunidad para que las multitudes pudieran verlos de manera gratuita.

Pasaditas las siete de la noche y teniendo como fondo la Catedral Metropolitana, el espectáculo inició con el clásico de Caifanes “Mátenme porque me muero” a la voz de Romo, quien rápidamente compartió su consigna:

“Hay que concientizarnos cómo podemos detener la violencia contra las mujeres, todo tipo de violencia”.

Los aplausos resonaron a la inmediatez en una plancha que se distinguió por su ambiente familiar, donde se veía a padres cargando en hombros a sus pequeños hijos rockeros que también cantaron cada corte que tocó la alineación base integrada en la batería por Jorge Chiquis Amaro (Neón y Fobia), además de los guitarristas Gasú Siqueiros (Amantes de Lola) y Arturo Ybarra (Rostros Ocultos).

El primer invitado fue Leoncio Lara (Bon y los Enemigos del Silencio) para ofrecer la ochentera “Voy a Buscar”. Sin pausa alguna siguió Ugo Rodríguez (Azul Violeta) con “Sólo por hoy”, posteriormente interpretando “Corazón de Neón” en ausencia de Javier Gurruchaga (La Orquesta Mondragón).

En su oportunidad, María Barracuda recriminó:

“La violencia de género es tan sutil que puede venir disfrazada de chistes o comentarios inofensivos, por eso les quiero pedir estar atentos con lo que sale de nuestra boca”.

Honró a las rockeras que admira y respeta, como Andrea Echeverri (Aterciopelados) con el “Bolero Falaz”, y Alaska con “Ni tú ni nadie”. Rebosando de ánimos descendió del entarimado para saludar a sus enloquecidos fans de enfrente.

Kazz tomó la estafeta y asentó que la música es el resquicio poético para poder tratar bien a las mujeres y hablares bonito:

“Ojalá entendamos la forma más sublime de amar”.

Así, el líder de Amantes de Lola dedicaba especialmente para ellas “Beber de Tu Sangre”, acompañado por un coro generalizado de profundo enamoramiento:

 Podría gritar, que me dejes beber de tu sangre…

Fotos: Benjamín Flores
Fotos: Benjamín Flores

Con esta mística le cedía el puesto al siempre alegre Sergio Arau (Botellita De Jerez) con su “Alármala de tos” y los Neón con “Juegos de Amor”. El romanticismo rockero envolvía al Centro de la ciudad teniendo una producción cuasi retro, con unas pantallas que simulaban aquellos viejos televisores de cinescopio y sin control remoto, como un viaje en el tiempo para aquellos que veían el programa transmitido en los 80 “Águila o rock”.

Fotos: Benjamín Flores
Fotos: Benjamín Flores

Entre violines y chelos se oía “Kumbala” de La Maldita Vecindad, interpretada por Francisco Familiar de DLD en dueto apasionado con Cecilia Toussaint, viéndoseles bailar como le hacen algunos enamorados. La veterana rockera continúo con “Carretera” y desatar la fiesta colectiva cuando aparecieron los de La Lupita, Héctor Quijada y Lino Nava para rasgar su “Paquita Disco”.

Llegó Piro Pendas (Ritmo Peligroso) rugiendo su reconocido grito de guerra: “¿Cómo está la banda?”, teniendo respuesta satisfactoria de ovaciones para servir “Marielito” y “Lobo Hombre en París” al lado de Leonardo de Lozanne, quien a su vez fue acogido por tremendo griterío ensordecedor de las mujeres, que le consideran el galán del rock nacional. El líder de Fobia arrojó a los cuatro vientos “La Muralla Verde” de los Enanitos Verdes y de su propia banda “El Diablo”.

Atacaba Cala (Rostros Ocultos) con “El Final” y parecía que concluiría la gala pero directo desde Ciudad Neza increpó con su desbordante alegría Abulón (Víctimas del Dr. Cerebro) con “El Esqueleto”. El Zócalo vibraba mientras el irreverente rockero se lanzaba al público para escalar el montaje de la consola de sonido a las cercanías del asta y tener a la bandera tricolor como testigo de la alborotada pachanga.

Sin embargo, el ocaso era inevitable cuando Romo agradecía a la Camerata Metropolitana y el coro Euterpe que dieron la magia sinfónica al comercial movimiento “rock en tu idioma”. Del mismo modo instó nuevamente para no olvidar que se debe cuidar a las mujeres y combatir todo tipo de violencia. A cambio, obtuvo los esperados calurosos aplausos aunque algunas graciosas rechiflas cuando reconoció el espacio brindado por el gobierno local.

Fotos: Benjamín Flores
Fotos: Benjamín Flores

La misión estaba cumplida cuando los rostros del gentío se iluminaban de sonrisas y miradas contentas de satisfacción, teniendo delirante cierre con todos los cantantes y músicos en escena. Eligieron “Cuando Pase el Temblor” en tributo al argentino Gustavo Cerati (1959-2014), para dar la retirada definitiva en una lluvia de coloridos confetis, observándose a los agradecidos rockers comandados por Sabo Romo.

Eran las 21:00 horas, tiempo suficiente para irse tranquilamente en el aún abierto servicio del Metro, tras un domingo de activismo de conciencia social, para enaltecer a las mujeres y altas dosis de rock sinfónico.

A partir del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, la campaña “16 días de activismo contra la violencia de género” impulsa acciones directas para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo, lo cual se originó desde el Women’s Global Leadership Institute con la coordinación del Center for Women’s Global Leadership en 1991.

Comentarios

Load More