Culpa secretario de gobierno de Guerrero a desplazados de violencia en sus comunidades

Salazar pidió al presidente electo Andrés Manuel López Obrador que resuelva la crisis de ingobernabilidad en Guerrero Foto: Tomada de Twitter Salazar pidió al presidente electo Andrés Manuel López Obrador que resuelva la crisis de ingobernabilidad en Guerrero Foto: Tomada de Twitter

CHILPANCINGO. Gro. (apro).- El secretario de gobierno, Florencio Salazar Adame, culpó a los desplazados de la violencia de su propia desgracia al “cambiar cultivos tradicionales por la amapola y hoy son víctimas de esa decisión”.

El funcionario señaló que las más de dos mil personas expulsadas de sus pueblos, en su mayoría niños, mujeres y adultos mayores, de los municipios de Leonardo Bravo, Apaxtla, Técpan, Coyuca de Catalán, Tlaltempanapa y Ayutla, es un problema generado por la lucha de territorios entre grupos delictivos.

Enseguida, acotó diciendo que las autoridades estatales no han dejado solas a las víctimas porque les han entregado despensas y colchonetas, pero no pudo explicar de qué manera va a resolver el conflicto del desplazamiento interno en la entidad que va en aumento por la violencia.

Lo anterior, ayer por la noche durante la comparecencia en el contexto de la glosa del tercer informe de la administración de Héctor Astudillo Flores.

Al respecto, Salazar Adame dijo en su mensaje ante el pleno legislativo que “los recursos públicos en la entidad son insuficientes porque todos quieren vivir del gobierno”, expresó el político.

También, consideró que “la protesta social voluntarista atenta contra la paz pública, daña la economía y es onerosa para el gasto público”.

Por ello, pidió al presidente electo Andrés Manuel López Obrador que resuelva la crisis de ingobernabilidad en Guerrero y exhortó a los diputados de Morena a ser una mayoría responsable en la entidad.

De esta forma, el encargado de la política interior justificó los niveles de inseguridad y violencia extrema, así como la protesta social y presencia de grupos de civiles armados que controlan territorios completos en la entidad donde el vacío de autoridad es evidente y ha dejado una estela de desaparecidos, asesinados y desplazados.

En contraste, Salazar Adame presumió que durante los tres años de estar al frente de la Secretaría General de Gobierno (SGG), ha editado 137 mil ejemplares de libros digitales que solo son leídos en países extranjeros como “la Unión Soviética y Checoslovaquia”, dijo al tiempo que reprochó la falta de cultura y el hábito por la lectura de la sociedad guerrerense.

En respuesta, el diputado local por Morena, Arturo Martínez Núñez felicitó al funcionario por su prolífera producción de títulos sobre teoría y ensayo político, pero le recordó que la entidad se encuentra colapsada por la crisis de violencia y protesta social.

Mientras la diputada, también morenista Nilsan Hilario Mendoza le pidió que renunciara al cargo porque se ha dedicado en hacer poesía y artículos para diarios locales en lugar de atender la problemática de la entidad donde se han destinado recursos millonarios para atender la alerta de género, pero los feminicidios han colocado a Guerrero en los primeros lugares en crímenes contra de mujeres.

Por su parte, los diputados piriistas arroparon al funcionario estatal, quien se limitó a responsabilizar a terceros por las protestas sociales y bloqueos carreteros en demanda de solución de conflictos sociales y del sector educativo.

En el caso concreto de los desplazados de la Sierra de la entidad, Salazar acusó directamente al alcalde priista de Leonardo Bravo, Ismael Cástulo Guzmán del conflicto generado por la disputa entre grupos delictivos que buscan controlar el eje minero y la zona amapolera de la región, situación que ha provocado que familias completas sean expulsadas de sus pueblos.

No obstante, el secretario de Gobierno se negó a opinar sobre la propuesta de legalizar la amapola y la marihuana, tampoco informó cuantos grupos delictivos y autodefensas operan impunemente en la entidad.

Comentarios

Load More