Caen dos sicarios por el asesinato de dos músicos de la banda “Norteños del Río Bravo”

Los hechos ocurrieron alrededor de las 22:00 horas del miércoles 22. Foto: Especial Los hechos ocurrieron alrededor de las 22:00 horas del miércoles 22. Foto: Especial

NUEVO LAREDO, Tamps (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado informó que detuvo a dos sicarios del Cártel del Golfo, uno de ellos ciudadano de Guatemala, como responsables del crimen de los músicos del grupo “Norteños del Río Bravo”.

“Derivado de una denuncia presentada ante el Agente del Ministerio Público se tuvo conocimiento de la privación ilegal de la libertad de dos jóvenes en el municipio de Río Bravo, por lo que elementos de la Policía se avocaron a la práctica de las primeras investigaciones, así como a la preservación del lugar señalado como en el que sucedieron los hechos, por parte de la Dirección de Servicios Periciales”, precisó un boletín de la dependencia.

De las investigaciones y resultados de los dictámenes realizados por Servicios Periciales se lograron obtener datos que permitieron identificar como probables responsables del doble homicidio a Carlos “N”, originario de Guatemala, y Francisco Abel “N”, de Matamoros, quienes ya fueron detenidos por elementos de la Policía Investigadora, agregó el texto oficial.

Las investigaciones de la Procuraduría arrojaron que Carlos “N” y Francisco Abel “N” son, según información de análisis de inteligencia, presuntos integrantes de una organización delictiva con sede en la ciudad fronteriza de Matamoros.

“Carlos N es el segundo nacional de Guatemala detenido por esta Procuraduría en menos de 15 días”.

El Procurador Irving Barrios Mojica aseguró que la causa de los homicidios fue un accidente vial y “riña” entre ambas partes y que derivó en la muerte de los artistas.

Irving Barrios dijo que los presuntos responsables podrían alcanzar hasta 50 años de prisión por esos crímenes.

El municipio de Río Bravo es controlado por el Cartel del Golfo y desde la época que lo dirigía el capo Osiel Cárdenas Guillén se transformó en el centro de contrabando de droga, ya que es el único municipio de Tamaulipas con dos puentes internacionales que lo conectan con Texas.

Además, fue el refugio del capo Jorge Eduardo Costilla Sánchez, alias “el Coss”, durante el tiempo que duró su liderazgo en el Cártel del Golfo.

Comentarios

Load More