Por racismo en Femexfut, inicia huelga de hambre el árbitro Adalid Maganda

Huelga del árbitro Adalid Maganda. Foto: Especial Huelga del árbitro Adalid Maganda. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El árbitro Adalid Maganda comenzó este martes 27 una huelga de hambre afuera de las instalaciones de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) en Toluca en protesta porque el presidente de la Comisión de Árbitros, Arturo Brizio, no se presentó por tercera ocasión en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) para atender su demanda por despido injustificado.

Molesto por ese desdén, el silbante declaró al salir de la JLCA: “Vamos a tocar puertas y no nos vamos a quitar de ahí hasta que el presidente de la Federación (Yon de Luisa) o el presidente de la Comisión de Árbitros nos den la cara”.

Maganda expuso también que aun cuando ha recibido amenazas lo van a desaparecer si no cierra la boca, en referencia al incidente que tuvo con policías judiciales en Ecatepec hace unas semanas.

“Sé que está en riesgo mi vida, pero no importa morir por una causa justa”, aseguró el árbitro guerrerense, quien hace unos meses denunció que por el color de su piel no lo quieren en la Comisión de Árbitros.

Asegura que fue víctima de racismo por parte del propio Brizio y el asesor de la Femexfut, Jorge Gasso, quienes, según supo, lo dieron de baja de manera injustificada y lo llamaron “pinche negro” y “negro de mierda”.

Maganda llegó poco después de mediodía de este martes a las instalaciones de la Femexfut y pidió audiencia con Yon de Luisa, quien se negó a recibirlo.

Tres horas después, Maganda y Wilner Metelus, presidente del Comité Ciudadano en defensa de los naturalizados y afromexicanos, instalaron una tienda de campaña en la puerta principal.

“No nos vamos a quitar de aquí hasta que alguien de la Federación nos atienda, nos dé la cara”, declaró Maganda.

Comentarios

Load More