Tío de Pavlovich niega relación con la mina Dipolos

SALTILLO, Coah. (apro).- Claudia Pavlovich, actual gobernadora de  Sonora, es mi pariente pero “en segundo grado”, no tengo ninguna relación con ella y la información  que ha publicado el portal de Proceso sobre mí persona “está fuera de la realidad”, aseguró Rafael Pavlovich en una carta enviada a la corresponsalía  de este semanario.

“Se ha publicado en algunas ocasiones en su portal donde usted escribe información relacionada con la mina Dipolos ubicada en el Ejido El Bajío del municipio de Caborca”, precisa la misiva de Pavlovich.

“Al respecto quiero poner en su conocimiento que alguien interesado en dañar mi nombre le ha mandado información fuera de realidad”, agrega el texto.

En su misiva Rafael Pavlovich cuenta que desde el 11 de marzo de 2016 el Tribunal Agrario Número 28 con sede en Hermosillo resolvió por unanimidad que los “únicos dueños de la mina Dipolos” son los señores Carmen Cruz Pérez, Abel Cruz López, Jacinto Cruz Pérez, Concepción Cruz Pérez y Erasmos Cruz López”.

Pavlovich destacó que desde el 2 de febrero del 2016, es decir un mes antes de la resolución del Tribunal, firmó un contrato de participación y explotación del mineral de oro de la mina que se encuentra en los terrenos de los dueños, es decir de las familias Cruz Pérez y Cruz López.

La carta refiere que dentro de la mina existe un “grupo delincuencial” que ha estado azorando a toda la región.

“El caso es que a poco tiempo de tratar de trabajar comenzaron los conflictos con ese grupo de delincuentes al grado que tuvimos que salirnos y dejar abandonado todo el equipo, ya que el peligraba la vida de los dueños de la mina”.

“Esta aclaración se debe al hecho de que se ha estado publicando en el portal de Internet de la Revista Proceso, puras cosas falsas y sin sustento alguno dañando mi reputación y la de mi familia”, dice la carta.

Rafael Pavlovich asegura que ya tiene aproximadamente dos años que no tiene relación alguna con esa mina, ni con los dueños de la misma con quien tiene contratos de asociación.

“Mucho menos con esas personas que se mencionan en ese portal y para ser más preciso en la publicación realizada el día 19 de Noviembre de 2018”, en referencia a la nota  donde representantes de los ejidatarios del ejido El Bajío denunciaron que Rafael Pavlovich llegó con un grupo de pistoleros.

“Para mayor veracidad de lo narrado”, anexo copia simple de la Resolución del Tribunal Agrario, de los contratos firmados con las familias Cruz Pérez y Cruz López, los ejidatarios que “son los únicos propietarios”, agrega el texto.

“Y es importante aclararle, que los ejidatarios del ejido El Bajío, que supuestamente se dicen afectados no son propietarios y no tienen nada que ver con la mina Dipolos, ellos quedaron fuera por una resolución del Primer Tribunal Colegiado del Octavo Circuito amparo 353/94”, concluye Rafael Pavlovich.

El conflicto de los terrenos del Ejido El Bajío comenzó cuando la Minera estadunidense Penmont, dueña de la mina Dipolos y socia de la mexicana Minera Herradura, propiedad de Alberto Bailleres, invadió ilegalmente durante 17 años las tierras de los ejidatarios.

Durante ese período la minera estuvo extrayendo oro ilegalmente de los terrenos desérticos del ejido.

Antes el usufructo ilegal de sus tierras, la asamblea de los ejidatarios mantuvo un largo litigio que derivó en 67 sentencias a favor de El Bajío, las que ordenaban a la minera restituir los terrenos y pagar daños y perjuicios en favor de los ejidatarios, así como la devolución del oro extraído ilegalmente.

Los ejidatarios aseguran que las familias que firmaron el contrato con Rafael Pavlovich no tienen autoridad para ello debido a que esa responsabilidad le corresponde a la Asamblea Ejidal.

Los representantes de los ejidatarios también aseguran que el tío de la gobernadora de Sonora está sacando el oro de la Mina Diapolos de manera ilegal ya que no tiene el registro que otorga la Dirección Nacional de Minas de la Secretaría de Economía, tampoco el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) que se exige para explotación de minerales y mucho menos la capacitación para manejar el agua cianurada con la que se extrae el oro.

Debido a las denuncias de los ejidatarios contra Rafael Pavlovich Proceso lo buscó vía telefónica en diversas ocasiones, pero se negó a responder las llamadas.

Comentarios