El T-MEC es un extraordinario instrumento que ratifica la participación de México en competitividad global: CCE

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El líder de Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, rechazó que la firma del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) signifique que el país de Donald Trump “tenga la bota sobre el cuello” de nuestro país por el tema de los aranceles a las importaciones de acero y aluminio, que no logró resolverse.

En conferencia telefónica con medios, el representante de la cúpula empresarial se congratuló por la firma del T-MEC en Buenos Aires, Argentina, donde se realiza la reunión del G-20, a la que acudieron el presidente Enrique Peña Nieto y sus homólogos de Canadá y Estados Unidos, Justin Trudeau y Donald Trump.

“Es un tratado que moderniza, un tratado que requiere ser complementado con infraestructura, con política industrial, con mayores inversiones hacia el sur-sureste del país, pero es un extraordinario instrumento que ratifica la participación de México en competitividad global, el tener tratados con 29 países, pero que al mismo tiempo tengamos uno con la mejor economía del mundo”, dijo Castañón.

Añadió: “Nosotros seguimos exportando a Estados Unidos, tenemos condiciones preferenciales sobre otros países, pero la postura de México es que exista libre comercio de acero y aluminio, y en segundo término que las máximas exportaciones que México ha tenido, por lo menos se mantengan con cuotas específicas, y eso significa que estemos en la negociación y de ninguna manera significa que nos tengan la bota sobre el cuello”.

El líder empresarial aseguró que la parte negociadora del país buscó resolver los temas de aranceles que la Unión Americana decidió aplicar a las compras del acero y el aluminio antes de la firma del tratado, y detalló que ha habido propuestas por parte del vecino país del norte que no son favorables a los productores mexicanos.

“Hay propuestas sobre la mesa, hay ofertas que ha hecho Estados Unidos a México, pero que no son competitivas y no las hemos aceptado. Por el momento estamos haciendo las contrapropuestas para que la industria mexicana esté en igualdad y en mejores condiciones de lo que está. Confiemos en que lo podrá negociar y lograr la siguiente administración y la representación de los industriales mexicanos”, apuntó.

Por su lado, Moisés Kalach abundó: “En el tema de los demás sectores, absolutamente todos, excepto aluminio y acero, tienen libre arancel, libre acceso y no tienen ninguna limitante. Los problemas existen en todos los tratados de libre comercio, pero no me gustaría que nos quedáramos con eso. Es una ratificación importante de libre comercio a largo plazo en donde nuestro país genera confianza”.

T-MEC, en vigor a finales de 2019 o en 2020

El siguiente paso después de la firma del T-MEC es el análisis y la aprobación por parte del Poder Legislativo de cada uno de los países, para después entrar en vigor. El líder del CCE prevé que dicho proceso concluya hasta los últimos meses de 2019 o a principios de 2020.

“El tratado tiene que pasar por el Congreso. En el caso de México por la Cámara de Senadores, en el caso de Estados Unidos por las dos cámaras, y eso tomará su tiempo. Todavía tenemos un trabajo que hacer de cuatro o cinco meses, y probablemente en el segundo semestre o en enero del siguiente año entrará en vigor este tratado”.

Insistió: “Nosotros esperamos que el primer cuatrimestre del año que entra sea suficiente para el análisis por parte del Senado. El sector privado está en total disposición de explicar a detalle lo que vemos y donde están las oportunidades para cada región del país y qué infraestructura se tiene que potenciar más”.

De acuerdo con el empresario, la iniciativa privada ya comenzó a trabajar de forma conjunta con las comisiones de comercio exterior en la Cámara de Senadores.

“Vemos un ambiente positivo. Evidentemente tienen preguntas y nosotros respondemos a detalles específicos, como la representación regional y en la visión de todo el país”, concluyó.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios