Arropan cientos al nuevo presidente López Obrador en su recorrido al Palacio Nacional

Lòpez Obrador saludó a cientos de capitalinos que lo acompañaron en su camino a Palacio Nacional. Foto: Tomada de Twitter Lòpez Obrador saludó a cientos de capitalinos que lo acompañaron en su camino a Palacio Nacional. Foto: Tomada de Twitter

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por fin, después de tres intentos, Andrés Manuel López Obrador salió del Congreso de la República como presidente de México. Se acercó a las vallas que lo separaban de lo que llama “su pueblo”, y saludó.

En contraste absoluto con lo que fue la toma de protesta de Enrique Peña Nieto, seis años atrás –entonces sitiado por un implacable aparato de seguridad que reprimió la multitudinaria protesta contra un mandatario “impuesto” –, los fanáticos que se acercaron al recinto de San Lázaro pudieron ver a López Obrador subirse a su Jetta blanco y partir rumbo a Palacio Nacional.

Lágrimas y gritos de júbilo lo despidieron, flanqueado por tres camionetas militares, motocicletas policiacas y guardaespaldas que sorteaban a ciclistas y devotos que cruzaban los vehículos con tal de ver al líder social más importante en la era moderna de la República.

Durante el recorrido del Jetta blanco, que salió de San Lázaro hacia Palacio Nacional, cientos de personas se apostaron en las aceras para ver de lejos al nuevo presidente de México.

Al llegar al Zócalo, López Obrador caminó entre camarógrafos y se dirigió directamente a las personas que estaban tras las vallas para saludarlo, e ingresó caminando a Palacio Nacional, en la puerta que se encuentra en la esquina de la calle Corregidora, acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller.

Segundos antes aceptó preguntas de la prensa y soltó: “No le voy a fallar al pueblo de México. Voy a estar a la altura del pueblo de México”.

Horas antes, miles de personas se reunieron en la plancha del Zócalo para seguir desde una pantalla gigante la toma de protesta de López Obrador como presidente de México, al grito de “presidente, presidente, presidente”. No faltaron las demandas de justicia para los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos. Y los gritos de “fuera, fuera, fuera”, cuando apareció Enrique Peña Nieto.

Comentarios

Load More