Colectivo reprocha ausencia de víctimas de la militarización en discurso de AMLO

Manifestación en la toma de protesta de AMLO contra la militarización y la impunidad. Foto: Miguel Dimayuga Manifestación en la toma de protesta de AMLO contra la militarización y la impunidad. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Defensores de derechos humanos que forman parte del colectivo #SeguridadSinGuerra, lamentaron la ausencia de las víctimas de la militarización de la seguridad pública en el discurso de la toma de protesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le reprocharon los “excesivos elogios” a las Fuerzas Armadas.

En entrevistas por separado, Edgar Cortez Morales, del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) y Juan Martín Pérez García, de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), manifestaron su preocupación por la propuesta de continuar con la estrategia de colocar a las Fuerzas Armadas al frente de la seguridad pública del país.

Al término de más de una hora de discurso ante el pleno del Congreso de la Unión, Cortez Morales comentó: “Extrañé que no hubiera dicho algo sobre la problemática de las desapariciones en México y sobre la crisis de derechos humanos, porque la única alusión que hizo fue con relación a proporcionar cursos de derechos humanos a las Fuerzas Armadas, que integrarán la Guardia Nacional”.

A las fuerzas armadas, elogios

Fuerte crítico de la militarización de la seguridad pública, el defensor destacó que lo que se confirmó en el discurso es que “las organizaciones y el presidente coincidimos en que hay que acabar con la violencia, la diferencia está en el cómo hacerlo”.

Tras cuestionar “el exceso de elogio, la falta de autocrítica y la descalificación a la Policía Federal”, Cortez Morales dijo que “esperaba un planteamiento más integral, pero no dijo nada a propósito de la procuración de justicia, nada a propósito del poder judicial, y en cambio reiteró su apuesta de enfrentar el problema de la violencia con una sola medida que es la Guardia Nacional”.

Recordó que la militarización de la seguridad “es una historia que hemos vivido, no partimos de ‘a lo mejor algo pasa’, sino que venimos de muchos casos en los que miembros de Fuerzas Armadas han tenido responsabilidad en violaciones graves a derechos humanos”.

Para el defensor, no es posible que “un cursito de derechos humanos”, como propuso López Obrador, sea garantía para evitar los abusos, “porque el tema es la naturaleza misma de la institución castrense, formada para la guerra para eliminar a un enemigo, así piensan, así se preparan, esa es la mística y la mentalidad que tienen”.

Ante la mención de que la aprobación de la Guardia Nacional a través de la reforma constitucional, está en la “cancha del legislativo”, para los defensores de derechos humanos se abre una oportunidad de incidencia, consideró.

“Está el tema de la composición del Senado, donde Morena no tiene la fuerza suficiente para la reforma constitucional, necesita de los otros partidos, y eso abre la posibilidad al diálogo.

Guardia Nacional prolongará la guerra

La gran tarea para las organizaciones va a ser aportar información, toda la que se pueda que pueda sustentar sobre dónde están los problemas y los riesgos que son muchos de los que hemos vivido en el país, con la militarización”.

Juan Martín Pérez García alertó que la propuesta de Guardia Nacional, lo que puede provocar es “prolongar la guerra, se va a recrudecer, con su llamado a reclutar a 50 mil jóvenes para ser parte ella, es pedir a los cárteles que recluten a otros 50 mil como sicarios, y comprar más armas”.

El defensor recordó que luego de que Felipe Calderón lanzó la “guerra contra el narcotráfico”, fue hasta 2007 y 2008 que se incrementaron los homicidios y las desapariciones, “porque antes de esos años, los cárteles no tenían ejército, sino que los crearon después de la declaratoria de guerra”.

Para Pérez García, si resultó “inquietante” que el primer discurso de López Obrador carezca de enfoque de derechos humanos, por la agenda que lleva REDIM, fue causa de preocupación “la invisibilidad de niñas, niños y adolescentes”.

Becas a jóvenes, un riesgo

Al señalar que la ausencia de la infancia, “es muy grave cuando representa el 32% de la población, 40 millones de mexicanos”, el defensor cuestionó la propuesta de becar a los jóvenes e involucrarlos como aprendices, porque “en los dos últimos sexenios se ha hecho lo mismo y no ha funcionado”.

Abundó: “Se corre el riesgo que con ese proyecto los jóvenes se conviertan en clientelas electorales y no se resuelva el problema, que es crear empleo juvenil, es obligación de Estado”.

Pérez García lamentó que el primer discurso de López Obrador como presidente revele que para el mandatario “no hay un país en guerra, no hay un país dolido, bañado en sangre”, y consideró “ofensivo” que, en la sesión solemne, los diputados del PRI y el PAN, que son corresponsables de la guerra y de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, con un oportunismo terrible usen a los estudiantes”.

Reprobó que se hable de “punto final, borrón y cuenta nueva” al salir de la boca de un jefe de Estado, “violando el Estado de Derecho, que dice que cualquier delito tiene que ser investigado y perseguido, es una injerencia al Poder Judicial que recibe una instrucción de la más alta envestidura del país, para estimular la impunidad”.

El defensor consideró preocupante que este llamado al perdón a los corruptos, vaya en contra de sus promesas de campaña, que recibió el respaldo de 30 millones de votantes.

“López Obrador está traicionando ese voto ciudadano, perdonar a Peña Nieto y a muchos otros es muy grave, estamos regresando al viejo priismo”, lamentó Pérez García.

Comentarios

Load More