Amado Yáñez Osuna festeja fin del sexenio peñista y delata a “corruptos”

CAMPECHE, Camp. (apro).- Aún sujeto a proceso por un presunto fraude de 500 millones de dólares contra Citigroup-Banamex y por violaciones a la Ley de Instituciones de Crédito, Amado Yáñez Osuna rompió el silencio para denunciar el quebranto a la nación en que incurrieron exfuncionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto mediante el aseguramiento de su naviera, Oceanografía, y Los Gallos de Querétaro, su equipo de futbol.

Luego de festejar –la noche del pasado 30 de noviembre– el fin del sexenio peñista, que trazó su desgracia, el otrora influyente empresario, encumbrado por los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, presuntamente al cobijo de los hermanos Bribiesca Sahagún, hijastros del primero, en su cuenta de Twitter (Amado Yáñez IV @AmadoAyanez) delató a los “corruptos”.

En su lista menciona al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin; al director del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Héctor Orozco Fernández; a Alfonso Maza Urueta, designado como administrador de Oceanografía durante el tiempo en que la Procuraduría General de la República (PGR) mantuvo asegurada la naviera, y al conciliador José Antonio de Anda Turatti.

En febrero de 2014 la PGR intervino Oceanografía y ocho meses después apresó a Yáñez Osuna. Fue liberado bajo fianza en abril de 2017. En junio de ese año se levantó el aseguramiento de Oceanografía, y el SAE la devolvió a su propietario, pero en proceso de quiebra, con la flota en grave deterioro y multimillonarios pasivos.

El gobierno peñista acusó a Yáñez de falsear sus estimaciones a Citigroup para obtener créditos bancarios por más de 500 millones de dólares y de desviar recursos bancarios por 55 millones dólares para fondear el equipo de futbol Gallos Blancos de Querétaro.

Yáñez Osuna reveló que durante el tiempo que el SAE administró Oceanografía cobró a Pemex 2 mil 197 millones 331 mil 410 pesos, ingresos que en gran parte no fueron reportados, como tampoco lo fue el dinero que generó la venta de Los Gallos de Querétaro.

El 1 de diciembre, tras la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República, el empresario, quien enfrenta sus procesos judiciales en libertad, pero con una pulsera de localización, se desató a “tuitazos”: “Qué día más feliz. Se acaba la pesadilla”:

“La próxima semana empezaré a dar la verdadera historia de lo que pago (sic) a OSA y a MI PERSONA. No lo hago por mi, sino por qué nunca más vuelva a pasar en México y lucharé toda mi vida para que las instituciones no se usen para enriquecer personas ni para proteger intereses”.

En torno al presidente Andrés Manuel López Obrador, opinó que su “respuesta es simple hay que apoya porque el Sr quiere el bien de México y tiene dos cosas muy buenas Honestidad y perseverancia. Eso representa éxito. EL PAÍS NECESITA DE UN LIDER QUE BUSCA QUE MÉXICO DESAPARESCA LA DESIGUALDAD. BIENVENIDO. VIVA MÉXICO”.

Añadió: “Lucharé por el daño que le hicieron a todos los que trabajaban en OSA. Esa es mi primera responsabilidad. Y es lo primero que se resasira del daño ocasionado ha más de 50 mil familias.

“Hoy es la nueva etapa de mi vida. En lugar de defenderme ahora lucharé más por dejar un México que mis hijos merecen. Gracias a todos los que me han apoyado y creído en mi. Y a los que no. También porque me ayudó a valorarme más y ser un mejor Humano. Feliz fin y hoy ganamos”.

Aunque en principio manifestó que a partir de esta semana comenzaría a revelar el trasfondo de lo que ocurrió en su caso y con Oceanografía, no se contuvo y desde el mismo sábado 1 Yáñez empezó a exhibir documentos.

Dio a conocer los oficios que el pasado 26 de noviembre envió a Orozco Fernández pidiendo informes pormenorizados de todas las operaciones, actividades y manejo de inventarios del SAE durante el tiempo que lo administró.

En otro más solicita el contrato de venta de las acciones de la empresa AJL Futbol del Golfo S.A de C.V, propietaria de los derechos del equipo de futbol “Gallos Blancos de Querétaro”, la cual –apuntó– “fue realizada bajo presión y en contra de mi voluntad”.

En ese documento también exige la entrega de “los recursos obtenidos por dicha venta, ya que al día de hoy no he tenido acceso a los mismos. El proceso de venta referido fue gestionado por el organismo que representa mientras la empresa AJL Futbol S.A de C.V fue administrada por el SAE”.

Al comentario de uno de sus contactos, Yeyo el Camello @pitoperez82, de si “no le pagaron por la venta” (de los Gallos), Yáñez respondió: “Zero”.

Abundó: “Quiero ser muy claro yo no tengo ningún problema ni pendiente con el dueño del equipo. Me alegra muchísimo que se fue a un grupo serio y profesional grupo imaguen. Le deseo lo mejor como aficionado y amante del equipo. Como lo mencioné en su momento.
“Siempre lo seré al club”.

Y más: “Mañana daré datos contudentes de cuánto se robó el sae y quiénes fueron.

“El club está en mi sangre y yo nunca hare nada para dañarlo. Solo busco se pague lo que me deben es todo. Las porquerías de exfuncionarios del gobierno pasado nada tiene que ver con el club”.

“Sopas se van a liberar varias cloacas. También los Bribiesca?”, le respondió su contacto Andrés V @esparragos.

El empresario contestó: “Nunca los conocí y jamás tuvieron que ver conmigo. Como lo he demostrado siempre en papel y si tienes pruebas demuestralas. Ya esas calumnias de los reporteros pagados por funcionarios corruptos no tienen forma de sustentarlo”.

Aunque no identificó al destinatario de los reproches, Yañez colocó otro mensaje: “Más vale una mano sincera que la mano de los que supuestamente eran tus amigos solo para traicionarte”.

Amado Yáñez mostró otro documento fechado el 29 de noviembre de 2018, en el que solicita al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) la devolución de 3 millones de dólares que el 5 de mayo de 2014 depositó a manera de garantía por instrucción del entonces titular de la PGR, Jesús Murillo Karam.

En sus mensajes, culpó del saqueo a Oceanografía a “los maza, los horósco, los austrey, los murillo, los chamamos (la pandilla de lozoya) de Pemex. Los despachos de abogados que cobraron el 20 por ciento de las liquidaciones. Ese que mata elefantes por diversión. Y la lista es infinita”.

Uno de sus contactos, Enrique Álvarez G @AlvarezGaribay, comentó: “Oiga, pero sí dejó pendientes con proveedores. Acá hay facturas por pagar. No le juegue al vivo”. Yáñez respondió: “Pues unace para que le paguen los administradores fraudulentos que se llevaron el dinero de todos. Presente su denuncia como yo lo haré”.

Posteriormente subió carteles con las fotografias de Lozoya y Orozco explicando la complicidad entre los titulares de Pemex y el SAE en el caso Oceanografía.

Comentarios