En cinco años la Profepa interpuso 103 denuncias y multas por casi 30 mdp en Tabasco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) interpuso 103 denuncias penales por diversos delitos ambientales.

Dichas denuncias fueron resultado de mil 857 procedimientos administrativos, en materia de Recursos Naturales e Inspección Industrial, realizados de 2013 a 2018 en Tabasco que generaron multas por 29 millones 734 mil 389.24 pesos.

En su Diagnóstico de Resultados de la Delegación Tabasco, la Profepa dio a conocer que aseguró dos mil 38 ejemplares de flora, cuatro mil 149 organismos de fauna, dos mil 383.46 m3 rollo de materias primas y dos mil 842 kilogramos de carbón vegetal como resultado de las acciones de inspección vigilancia en materia de vida silvestre.

Entre las especies aseguradas se encontraron 27 quelonios, un cocodrilo, un loro, seis cotorras y tres pericos, hallazgo por el cual se puso a disposición del Ministerio Público de la Federación a cinco personas.

También se aseguraron 855.9 m3 de madera, como caoba, mangle blanco y cedro rojo, muy codiciado en el mercado asiático y considerado en riesgo, como resultado del Operativo Frontera Sur 2017, realizado en colaboración de la Gendarmería Misión Ambiental.

Los bienes decomisados fueron donados a instituciones como la Quinta Zona Naval Militar de la Secretaría de Marina y la 30ª Zona Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional, así como a diversos talleres de carpintería ubicados en reclusorios de la entidad para ser transformados en muebles y accesorios, como muletas o bastones, entregados a personas de escasos recursos.

Además, se atendió al 90% de las denuncias ciudadanas admitidas y concluidas, y se emitieron 213 Certificados Ambientales, derivados de 12 jornadas de auditorías y 34 salas informativas, como parte del Programa Nacional de Auditoria Ambiental.

Se destaca la contribución de las empresas del Estado con un ahorro de un millón 398 mil 428.9 metros cúbicos de agua; 96 millones 815 mil 674.6 kWh en el consumo de electricidad y una disminución en los residuos peligrosos de 12mil 401.495 toneladas; mientras que en la baja de emisiones de CO2 hubo un ahorro de 92 mil 184.83 toneladas. El beneficio económico, resultado del cumplimiento de normas oficiales, asciende a 440 millones 748 mil 833.00 pesos, según la Profepa.

Comentarios