En supuesto asalto en la CDMX, proveedor del software espía “Galileo” recibió un tiro en la pierna

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Niv Moshe Yarimy, el representante legal de la compañía YM Servicios Integrales S.A. de C.V., recibió un tiro de arma de fuego en el muslo derecho durante un supuesto robo, cuando en compañía de su escolta se dirigía a su domicilio en Naucalpan de Juárez, el pasado 1 de noviembre.

Este ejecutivo israelí de 39 años, había llegado de Jalisco, donde su compañía mantiene un contrato con el gobierno de esa entidad como proveedor del software espía Galileo de la empresa italiana Hacking Team.

Policías de la Ciudad de México del sector Sotelo atendieron la emergencia cuando fueron informados por la radio de una persona que presentaba una lesión en la pierna derecha como consecuencia del robo de un reloj en la autopista urbana norte, según un reporte de la policía capitalina al que tuvo acceso Apro.

Los policías se entrevistaron con Roberto Platan Reyes, quien se presentó como escolta del agredido, quien luego de ser atendido por paramédicos de la Cruz Roja, fue trasladado al hospital español.

Según el escolta, pasó a recoger a su jefe a la terminal 2 del Aeropuerto capitalino en la camioneta Land Rover Discovery 2017, placas PZC2391 del Estado de Morelos.

Explicó a los policías que Moshe había regresado de Jalisco y que tras recogerlo en el aeropuerto a las 11:00 horas, lo trasladaba a su domicilio en Naucalpan de Juárez, tomando la rampa de acceso ubicado en Periférico y Ejército Nacional hacia la autopista urbana tomando la salida de Avenida del Conscripto, donde se percató que el neumático delantero derecho estaba ponchado y optó por orillarse para cambiarlo.

En ese momento se aproximó una motocicleta BMW F800 color negra de la que bajó un hombre que primero les preguntó si necesitan ayuda y luego sacó una pistola y los amagó pidiéndoles el reloj.

El escolta informó a los policías que desenfundó su arma y hubo un intercambio de disparos, donde cayó lesionado su jefe en una pierna. En ese momento, el agresor huyó a pie abandonando la motocicleta.

Sin embargo, llama la atención que en las fotografías que tomaron los policías capitalinos, se perciben hasta ocho disparos directos al parabrisas de la camioneta Land Rover en la que se transportaba Niv Moshe Yarimi.

Los agredidos no informaron ni la marca del reloj robado ni su valor.

El hecho ocurrió el 1 de diciembre. Foto: Especial

El hecho ocurrió el 1 de diciembre. Foto: Especial

El contrato

La sociedad YM Servicios Integrales S.A. de C.V., de la que es representante legal Niv Moshe Yarimi firmó un contrato de arrendamiento (503/14) en diciembre de 2014 con la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas del gobierno de Jalisco, que arrendaba por 263 millones de pesos el software Galileo, que se utiliza para labores de espionaje e intercepción de todo tipo de comunicaciones electrónicas.

El ataque cibernético que sufrió la compañía italiana Hacking Team, propietaria del software Galileo, en julio de 2015, y que dio a conocer Wikileaks, dejó al descubierto que México es uno de sus principales clientes.

La filtración y difusión de sus bases de datos permitieron conocer que diversas dependencias del gobierno de Enrique Peña Nieto y una docena de gobiernos estatales eran sus principales clientes para espiar a los ciudadanos.

El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), dirigido entonces por Eugenio Imaz, era el tercer cliente más importante en todo el mundo para esta compañía. No obstante, desde el gobierno de Felipe Calderón, con Guillermo Valdez, ya había firmado contratos con la compañía.

Sin embargo, también se hizo público que la entrada de Hacking Team a México fue gracias a Enrique Peña Nieto en su etapa como gobernador del Estado de México, cuando contrató los servicios de esta herramienta de espionaje para equipar a los Cuerpos de Seguridad Auxiliares del Estado de México (Cusaem), en 2009.

La compañía de Moshe Yarimi era una de las varias compañías de seguridad que eran intermediarias para el alquiler del software espía.

Comentarios