Más de 57 mil personas exigen justicia para José Adrián, adolescente torturado por policías en Yucatán

MÉRIDA, Yuc. (apro).- Amnistía Internacional y el Equipo Indignación entregaron hoy al gobierno de Yucatán más de 57 mil firmas ciudadanas exigiendo justicia e indemnización para un adolescente detenido arbitrariamente y torturado en 2016 por policías municipales de Chemax.

Los activistas acudieron al palacio de gobierno para entregar el escrito dirigido al gobernador Mauricio Vila Dosal, en el que se demanda investigar el caso y resarcir el daño ocasionado a José Adrián, el adolescente maya que entonces tenía 14 años, y a su familia.

El chico fue detenido por policías municipales en la localidad de X-Can cuando regresaba de la escuela caminando a su casa a raíz de que una pelea callejera protagonizada por otros jóvenes.

Cuando los policías llegaron al sitio, arremetieron a golpes contra José Adrián, a quien aporrearon contra el vehículo policial, le pisaron la cabeza y le lesionaron el cuello mientras lo detenían.

Le quitaron la camisa y los zapatos y lo llevaron a la comisaría de policía de Chemax, donde lo colgaron de una pared y lo dejaron ahí por horas. Sus padres fueron obligados a pagar una multa y los daños al vehículo policial para poder sacarlo del calabozo.

“Dos años después de este altercado violento, los agentes de policía locales autores de este hecho siguen sin haber rendido cuentas por lo sucedido”, recordaron loso activistas.

Amnistía Internacional y la organización Indignación, quienes han acompañado este caso y lanzaron una campaña para exigir justicia, expusieron en la reunión con autoridades del gobierno de Yucatán que los atendieron la necesidad de investigar, procesar y castigar los abusos sufridos por José Adrián, además de garantizar la reparación de los daños provocados.

“Hoy estamos aquí porque José Adrián no está solo. Más de 57 mil personas alrededor del mundo exigimos la reparación de los abusos que sufrió, y alzamos la voz para pedirle al gobernador que empiece su gestión correctamente, demostrando una clara voluntad por cambiar las cosas y defender los derechos humanos en su estado”, advirtió Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México.

Dijo que el caso de José Adrián “es uno de los muchos en los que se evidencia el trato inadecuado hacia las personas detenidas, y la falta de seguimiento de los procesos adecuados cuando se llevan a cabo detenciones”.

Añadió que la madre del chico presentó una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), “sin embargo, hasta la fecha, José Adrián no ha recibido ni justicia ni reparación por los abusos que sufrió”.

Y resaltó que José Adrián “es uno de los jóvenes que a diario son víctimas de esta violación de derechos humanos”.

Recordó que las detenciones arbitrarias en México son cotidianas y son el punto de partida de graves violaciones de derechos humanos persistentes en el país, como la tortura, las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales.

Comentarios