Diócesis de Aguascalientes pide al Vaticano cese a sacerdote implicado en abuso

AGUASCALIENTES, Ags., (apro).- La diócesis católica de Aguascalientes solicitó la salida definitiva del ministerio del sacerdote Flavio Ibarra Pedroza ante la Santa Sede, luego de que este fuera acusado de abusar sexualmente de un menor de edad.

Javier Cruz Muñoz, vicario general, detalló que se suspendió al sacerdote este año, cuando se tuvo conocimiento del caso, sin especificar la fecha exacta. Y agregó que la Iglesia colabora con las autoridades ministeriales para la investigación correspondiente.

Información de la Fiscalía General del Estado señala que los hechos ocurrieron en 2013. Y tras un mal entendido en la información, se esclareció que el caso tuvo lugar en la parroquia María Nuestra Señora Madre y Reina de las Familias, ubicada en el fraccionamiento Haciendas de Aguascalientes, ubicada en el municipio capital.

Posteriormente, el religioso trabajó en la comunidad de Jaltomate. Actualmente se encontraba estudiando en la Ciudad de México.

Flavio Ibarra Pedroza es acusado de haber cometido durante cuatro años violación, atentados al pudor y corrupción de menores contra un adolescente que hoy tiene 16 años de edad.

“Refrendamos nuestro compromiso con la iglesia diocesana y con la sociedad. Manifestamos que ante hechos comprobados de abuso sexual cometidos por un clérigo, mantendremos la postura de tolerancia cero y velaremos en la rigurosa aplicación de los protocolos existentes, como hemos hecho en este caso”, añadió Cruz Muñoz.

El vicario detalló que la denuncia fue presentada por los familiares a la diócesis y posteriormente ambos la presentaron ante la Fiscalía General.

“Hace algunos meses, al tener conocimiento de esta posible comisión delictiva, se aplicó el protocolo previsto para estos casos conforme exigen las normas de la Iglesia. Inmediatamente se dio conocimiento a la Fiscalía General de los hechos conocidos para que esta iniciara una carpeta de investigación que permitiera esclarecer los hechos referidos. Después, como medida cautelar se suspendió y instancias del inculpado se tramitó ante la Santa Sede la dimisión definitiva del estado clerical sin que esto impida el curso fijado por la Fiscalía General. Vamos a tomar las medidas para corregir y renovarnos, implica cambios y poner más cuidado en nuestras tareas”, dijo.

El ex sacerdote se encuentra recluido en el Penal de Aguascalientes, a espera de ser juzgado y sentenciado.

(Con información de Mónica Cerbón).

Comentarios