Morena “blinda” a AMLO por bonos del NAIM; PRI dice que es un “Fobaproa aeroportuario”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La fracción de Morena en la Cámara de Diputados rechazó demandar al Ejecutivo federal que explique cuál es la estrategia que se sigue para recuperar los bonos de la construcción del aeropuerto de Texcoco y de dónde saldrá el dinero.

Ante el bloqueo de transparentar la información, el PRI exigirá al secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, una explicación a detalle, durante su comparecencia en comisiones el próximo miércoles 12, día en que se ratificará su nombramiento.

La demanda de información la exigió el PRI a través de un punto de acuerdo de urgente resolución, mismo que con la aplanadora de Morena se rechazó.

Durante la discusión, el priista Enrique Ochoa Reza sostuvo que el gobierno pagará por la cancelación del aeropuerto de Texcoco 120 mil millones de pesos, cuando concluir la obra implicaba 88 mil millones.

“Va a salirles más caro cancelar que terminar su construcción”.

Recordó que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), de Texcoco, se pagaría con recursos de los propios usuarios, la llamada TUA (tarifa por uso de aeropuerto y que es el impuesto que cada usuario pagará al adquirir un boleto de avión).

En defensa del gobierno, el coordinador de Morena, Mario Delgado, le reviró: “Me preocupa que con los cargos que ha tenido usted en la administración pública, no entienda cómo es una emisión de bonos. No se tira ese dinero. Estás pagando un crédito por adelantado de los recursos que tú recibiste. No se tira absolutamente nada”.

Desde su lugar, el morenista explicó:

“Se ha dicho que estaban comprometidos los TUA del nuevo aeropuerto. Eso es falso. Alguien por aquí dijo que no se leyó el prospecto. Yo leí el prospecto, y les voy a decir exactamente qué dice. ‘Dentro de los factores de riesgo considerados en la emisión, dice de estos bonos, está la posibilidad de que haya retrasos importantes o falta de recursos para continuar con la construcción del Nuevo Aeropuerto’”.

Y siguió leyendo:

“’Ante esa posibilidad se señala lo siguiente: creemos que nuestros flujos de efectivos proyectados, derivados del aeropuerto existente serán suficientes para pagar toda nuestra deuda a medida que esta venza’”.

Delgado explicó que lo anterior significa que el no construir el aeropuerto, “no implica riesgo para los bonos que están actualmente en el mercado. De ser cierto, que dependieran del nuevo aeropuerto, estos bonos ya hubieran caído en default y esos bonos no han caído en default, el gobierno mexicano ha salido a los mercados que piden transparencia, no hay nada más transparente que el mercado.
“Han salido a hacer una operación de mercado para recomprar esos bonos y abonar a la certidumbre”, defendió el morenista.

Aeroproa

El priista Enrique Ochoa Reza, en conferencia de prensa posterior al rechazo al punto de acuerdo, dijo que se desconoce de dónde saldrá el dinero para pagar, “porque la explicación que se ha dado hasta ahora es que es dinero que pagaremos todos los mexicanos, cuando antes era recurso que iba a ser pagado por los usuarios del aeropuerto”.

– ¿Un Fobaproa? (Fondo Bancario de Protección al Ahorro, creado en 1990, ante la supuesta falta de liquidez en el sector).

“Parece un Fobaproa aeroportuario lo que nos está haciendo el gobierno”, respondió el priista.
Ochoa Reza dijo que la cancelación de la primera emisión de bonos representa 120 mil millones de pesos, pero que la total del aeropuerto de Texcoco es, según analistas, de 300 mil millones de pesos.

“Es un monto que se tiene que aclarar de dónde saldrá, si estará en el presupuesto de la Federación que llegará el 15 de diciembre, y tendremos que preguntar a Urzúa cuando venga a evaluarse”.

Actualmente, el fideicomiso creado para la construcción del aeropuerto de Texcoco cuenta con dinero de los bonos y con recursos presupuestales, es decir, de la Federación.

En réplica, el morenista Mario Delgado acusó que la construcción del NAIM “era un nido de corrupción” y que el gobierno lopezobradorista acabaría con ello.

“Combatir la corrupción es tomar decisiones con valentía, como se está haciendo en el caso del Aeropuerto de la Ciudad de México, que hay que decirlo, era un nido de corrupción. Nada más en la obra perimetral hubo un aumento de mil millones de pesos”, y agregó, “este gobierno va a garantizar la estabilidad económica evitando negocios como el del nuevo aeropuerto y combatiendo la corrupción”.

Aclaró que los bonos no fueron emitidos por el actual gobierno, sino por el del priista Enrique Peña Nieto, comprometiendo por 30 años el dinero de TUA, “lo que está haciendo el gobierno mexicano es comprar esos bonos y recuperar con ello flujos de TUA”.

Y explicó el por qué algunos tenedores de los bonos se negaron a la recompra:

“¿Por qué hubo el rechazo de un grupo de inversionistas? Curiosamente es que hay que leer lo que están diciendo, rechazan la oferta porque al construir Santa Lucía, entonces el flujo de TUAs del actual aeropuerto disminuiría y eso no les gusta, entonces tiene que haber una negociación diferente.

“Transparencia es hacerlo así, conforme a los mercados, donde no puede haber nada oculto. Y, les preocupa la Bolsa Mexicana de Valores, sí, a nosotros también, pero nos preocupa más el bolsillo de los mexicanos, la gente votó por eso, por que cambie la economía y se empiece a ver. Como dice nuestro presidente: ‘primero por los pobres’”, concluyó.

Comentarios