Cruz Azul, regresa a una final; vence 1-0 al Monterrey

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Después de cinco años, Cruz Azul regresa a una final: enfrentará al ganador del duelo entre América y Pumas, buscando obtener el título que no gana desde hace 21 años.

En el juego de vuelta de las semifinales, un gol del argentino Milton Caraglio bastó para vencer 1-0 a Rayados de Monterrey (1-1 global) en la cancha del estadio Azteca, duelo sufrido en el que los celestes fallaron grotescamente varias oportunidades de gol, incluido un tiro penal.

Cruz Azul llegó al encuentro abajo en el marcador por la mínima diferencia y la obligación de contener la ofensiva de los regiomontanos que en la primera mitad perdieron por lesión a su mejor jugador, Rodolfo Pizarro, el autor del gol de la ventaja.

Por Pizarro ingresó Dorlan Pabón para hacer el trabajo al frente.

Una falta en el área sobre El Piojo Alvarado le dio la posibilidad a la Máquina de ponerse al frente desde el minuto 35, pero en el cobro Caraglio mandó el balón hacia el costado izquierdo del arquero Marcelo Barovero.

Con el golpe anímico en contra, los dirigidos por Pedro Caixinha se fueron al descanso.

Al minuto 55 de la segunda parte cayó el gol del alivio para Cruz Azul. En un disparo de larga distancia de Adrián Aldrete, Barovero escupió el balón y lo dejó en los pies de Caraglio quien esquinó su remate desde una posición de aparente fuera de lugar que fue revisada en el VAR que validó el tanto.

Ya con la ventaja y con ese marcador que les daba el pase a la final del Torneo Apertura 2018, los cruzazulinos se echaron atrás y apostaron al contragolpe, porque los Rayados requerían de un tanto para dejar fuera a los celestes.

Al 65, Lichnovsky remató un centro en jugada de tiro de esquina pero la pelota se fue por el costado del palo derecho de Trapito Barovero.

Al 87, en jugada de contragolpe, Cruz Azul tuvo para matar por conducto de Martín Cauteruccio que voló su disparo ante un Monterrey desdibujado que en ningún momento tuvo una llegada para preocupar a José de Jesús Corona.

José Madueña fallaría otro tanto y Edgar Mendez una más, de manera increible, con el arco abierto, sin portero, pero en la que el delantero español simplemente no se atrevió a tirar.

La final se definirá en dos duelos la próxima semana contra el ganador del partido de este domingo entre América y Pumas.

Acerca del autor

Estudió Ciencias de la Comunicación y Letras y Literatura Hispánica en la UNAM. Fue reportera de información general en los noticieros Monitor de InfoRed. Desde 2000 ha sido reportera y conductora de deportes en distintos medios radiofónicos y televisivos. Estudió la Maestría en Periodismo y Asuntos Públicos en el CIDE.

Comentarios