Puntualizaciones sobre la nota “Duartistas que trabajarán para Morena…”

Señor director:

Me dirijo a Usted en relación al reportaje titulado “Duartistas que trabajarán para MORENA de Veracruz usaron empleada doméstica como prestanombre” del reportero Noe Zavaleta, publicado el pasado 29 de noviembre en la versión electrónica del prestigiado medio de comunicación que usted atinadamente dirige, ya que narra hechos falsos, difamatorios y sin fundamento legal alguno.

Durante mi gestión como Director Administrativo de los Servicios de Salud de Veracruz, siempre me conduje con apego a la normatividad legal aplicable a dicho cargo.

Posterior a mi cargo en la Secretaria de Salud de Veracruz no he tenido contacto con el Ing. Humberto Peña Ceronio, debido a que mi relación con el fue estrictamente laboral ya que ocupaba el cargo de Subdirector de Servicios Generales y no el de Jefe de Oficina de Mantenimiento de Equipo Electromédico y Electromecánico como se afirma en la publicación. La Subdirección a su cargo no tenía dentro de sus atribuciones llevar a cabo los procedimientos licitatorios del organismo ni la contratación de proveedores y servicios como se puede confirmar en el manual de procedimientos de los Servicios de Salud de Veracruz. https://www.ssaver.gob.mx/rhumanos/files/2017/05/MEO-DA-GO.pdf

Durante mi paso como servidor público del estado de Veracruz nunca se solicitaron ¨moches¨ ni dádivas a ningún proveedor a cambio de sus pagos como se señala en dicha nota. Niego categóricamente conocer al señor Rodolfo Reus y desconozco si representaba a alguna empresa. La nota resulta ambigua al no señalar nombre del proveedor, numero de contrato, ni denuncia alguna para un hecho tan delicado como el que allí se plasma y que derivado de su publicación fue replicado en varios medios nacionales.

No existe denuncia en contra de mi persona por corrupción por parte de la empresa GB PLUS Intermercado ni por ninguna otra. La disputa legal que se presentó con ellos fue por otro tema y se solucionó meses antes de mi salida del cargo por lo que la empresa se desistió expresamente de la misma. Se anexa copia del desistimiento con lo cual queda sin materia la falsa acusación que allí se señala convirtiéndose en difamación absoluta hacia mi persona.

Los acontecimientos allí supuestamente señalados corresponden a cuentas públicas y fiscalizadas por diversas autoridades federales y estatales sin que existan señalamientos en mi contra por irregularidades al respecto.

Cabe puntualizar que jamás he incurrido en prácticas ilegales ni antes, ni durante, ni después de mi gestión como Director de Administración de los Servicios de Salud de Veracruz puesto al que presente mi renuncia el 11 de octubre del año 2016 por motivos de salud.

Por todo lo anteriormente expuesto resulta claro que la información publicada carece de veracidad y se erige en simples afirmaciones falaces que lastiman mi prestigio y trayectoria profesional provocando daño moral hacia mi persona por lo cual le solicito respetuosamente la publicación de la presente respuesta en el mismo formato en que fue publicada en el reportaje que la originó.

Atentamente

Mtro. Ricardo Sandoval Aguilar

Respuesta del corresponsal

Señor director:

En atención a la carta que envía, Ricardo Sandoval Aguilar, me permito señalar lo siguiente:

Los señalamientos de tener prestanombres, de los “moches” a proveedores y demás irregularidades cometidas en la Secretaria de Salud, durante el sexenio del priista, Javier Duarte de Ochoa –hoy en prisión por asociación delictuosa y lavado de dinero- fueron hechos por propios empleados de la Secretaría de Salud.

Son ellos, quienes señalan a Sandoval y a Humberto Peña Ceronio como personajes claves en el cometimiento de irregularidades, empleados que hicieron una auditoria ciudadana al acudir a la privada Centenario en el barrio de Santa Inés en el municipio de Las Vigas de Ramírez para constatar el “domicilio fiscal” de la empresa, Mantenimiento Industrial del Golfo, contratada por Sandoval y Peña para “mantenimiento preventivo y/o correctivo para los elevadores de diversas unidades hospitalarias pertenecientes a servicios de salud de Veracruz” a la cual le signaron un contrato por cinco millones 795 mil pesos, que incluía el “mantenimiento” de 13 elevadores en hospitales de Xalapa, Córdoba, Veracruz, Boca del Río, Yanga y Coatzacoalcos.

“En el domicilio fiscal de Mantenimiento Industrial del Golfo encontramos una casa muy modesta, salió una señora, sin ser despectivos, de muy bajos recursos y nos contó que Lucero Acosta era su hija, un poco nerviosa, admitió que era la empleada doméstica de Humberto Peña”, expresan los empleados de Sesver.

Al indagar un poco más, encontraron otras licitaciones donde la propia María Lucero Acosta Migoni también aparece como Subrogada de Alimentos a Hospitales de Sesver, con una licitación simple LPN-103T00000-0916 por un monto de 46 millones 604 mil 995 pesos y la licitación simple LPN-103T00000-012-16 por 2 millones 599 mil 534 pesos.

“Casi 49 millones de contratos asignados a una empleada doméstica, que luego sabríamos trabajaba en labores del hogar en casa de Humberto Ceronio en Monte Magno. Un funcionario que cuando entró al servicio público vivía en la colonia popular de El Sumidero”.

En el caso de los señalamientos del litigante, Rodolfo Reuss en las denuncias vertidas en contra de Ricardo Sandoval, como director administrativo de la Secretaria de Salud, se retomaron de un reportaje periodístico elaborado por el reportero Álvaro Delgado.

Lo que no refiere Ricardo Sandoval es su relación hoy cercana con el Movimiento de Regeneración Nacional, en donde al igual que él, otros priistas también entraron a colaborar con el nuevo gobierno, pese a su trayectoria en el servicio público, la cual, dista de ser intachable.

Noé Zavaleta

Comentarios

Load More