La Guardia Nacional “podría ser la repetición del mismo error” cometido por Calderón y Peña: ONU

Jan Jarab en el Museo San Carlos en el marco del Día de los Derechos Humanos. Foto: Benjamín Flores Jan Jarab en el Museo San Carlos en el marco del Día de los Derechos Humanos. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Establecer una corporación de carácter militar como la Guardia Nacional “podría ser la repetición del mismo error” cometido por Felipe Calderón en 2006 y reproducido por Enrique Peña Nieto en 2012, advirtió el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Jan Jarab.

En reunión con miembros de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, el Alto Comisionado llamó la atención a los legisladores por la conformación de una Guardia Nacional para combatir el crimen organizado y la inseguridad bajo un mando militar.

Más aún, les advirtió que hacerlo podría ser “irreversible”, pues se trata de una modificación “constitucional”.

“Tenemos que compartir con el honorable Congreso que una decisión de reemplazar la corporación federal civil por una nueva corporación de carácter militar, además a través de un cambio constitucional, podría ser prácticamente irreversible”, recalcó Jarab.

Expresó que, como en otros momentos, levantaron la voz “en contra de la entronización de la militarización de la seguridad pública”, y hoy lo hacen nuevamente.

“Hoy no nos queda duda sobre el efecto desastroso de la militarización de la seguridad pública en México en términos de derechos humanos”, dijo, y enumeró casos graves y ya conocidos de violación, que han puesto en mal la reputación del país a nivel internacional.

“Hay un altísimo índice de letalidad derivado de supuestos ‘enfrentamientos’ entre las fuerzas armadas con delincuentes, un índice cercano a la ‘letalidad perfecta’ (que nunca se presenta ni siquiera en contextos de auténticos conflictos armados), lo que sólo se puede explicar por el uso de ejecuciones extrajudiciales”, soltó.

Añadió: “Y que no quede ninguna duda, en el escenario internacional estos abusos sí están muy visibles, sí están haciendo un daño a la reputación de México”.

Jan Jarab reconoció la “esperanza” que les generó el dicho del presidente Andrés Manuel López Obrador durante su campaña, en el sentido de cambiar el paradigma en materia de seguridad. “Queremos que conserve ese significado”.

El Alto Comisionado de los Derechos Humanos aclaró que coinciden en varios cambios de enfoque para abatir la inseguridad y que –subrayó– son “el anhelo de materializar la paz, superar la lógica de la ‘guerra’, combatir la corrupción, priorizar la prevención a través de programas sociales para los jóvenes, reducir la desigualdad económica y transitar de un enfoque de regulación menos represivo en materia de política de drogas”.

Sin embargo, apuntó, lo que les preocupa es la “redefinición y alcances de la Guardia Nacional”.

Luego preguntó: “¿Redefinir el papel de la Guardia Nacional se inscribe en la lógica de la continuidad o de la discontinuidad? ¿Constituiría una extensión del uso del paradigma militar en la seguridad pública? De ser así, ¿cómo se podría justificar dados los resultados decepcionantes de la utilización de las fuerzas armadas hasta la fecha? ¿Cuáles serían las garantías de que el resultado será distinto? ¿Cómo se garantizará, en otras palabras, que la Guardia Nacional proveerá seguridad y, sobre todo, no seguirá cometiendo las graves violaciones a los derechos humanos?”.

Las preguntas del Alto Comisionado quedaron en el aire. Ninguno de los diputados de Morena y de los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES) le dieron respuesta.

El de este martes fue el primer encuentro de los integrantes de la Comisión de Puntos Constitucionales con integrantes de la ONU y miembros de la sociedad civil, para analizar las reformas constitucionales propuestas por el Ejecutivo federal y que darán paso a la creación de la Guardia Nacional.

Comentarios

Load More