Fiesta de extravagancia “Zef” con Die Antwoord

Die Antwoord complació a sus seguidores en Puebla y la Ciudad de México. Foto: Tomada de Twitter @PepsiCenterWTC Die Antwoord complació a sus seguidores en Puebla y la Ciudad de México. Foto: Tomada de Twitter @PepsiCenterWTC

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una hora es suficiente para alcanzar el éxtasis y la locura. La fórmula: Una dosis contundente de los llamados sonidos “Zef”, a cargo de sus maestros Die Antwoord, banda sudafricana de electro rap-rave formada en Ciudad del Cabo hacia 2008.

Yo-Landi Vi$$er (Yolandi Visser) Ninja (Watkin Tudor Jones) y el DJ Hi-Tek estuvieron anoche en el Pepsi Center del WTC para ofrecer un show de delirantes ritmos que reventaron los corazones cual estupefacientes hirviendo en el cuerpo de las multitudes.

Las luces se apagaban espectralmente con las manecillas marcando las 21:05 horas, cuando resonaba su clásica introducción fantasmal “Chanting Monks” y “House of Zef” desorbitando los sentidos.

Un monstruoso Hi-Tek encabezaba el ritual de arranque portando su inseparable máscara macabra, en tanto saltaba Ninja con una de color rojo al estilo de los luchadores mexicanos marcada con el número “27”, cifra que le da nombre a su reciente placa discográfica que inicialmente se llamaría The Book of Zef (“El libro de Zef”).

Vi$$er emergió con unos estrechos shorts blancos, reluciendo su sexy figura que se envolvía con una sudadera futurista que la hacen ver como siempre: una seductora alienígena de miradas desorbitadas.

El escenario hacia recordar los manicomios cubiertos de lienzos blancos, erigiéndose en las alturas las tornamesas y de telón de fondo un ciclorama pintado de los barrios rudos con casas grafiteadas. Bajo ese ambiente callejero, el público bailó y cantó cada una de las rolas en la fiesta bizarra con algunos disfrazados de unicornios y dinosaurios, contagiados entre brincos incesantes por la magia y carisma del par de cantantes locos de atar.

“¡Hola cabrones” y “México ‘fuking’ City” fueron palabras suficientes por parte de Ninja para encantar a sus fans, todos dispuestos a pasar un concierto inolvidable ante la posibilidad de no verlos nunca más, toda vez que se rumora la desintegración de Die Antwoord tras la gira.

“Pitbull Terrier” abrió rápida entrega a un selecto repertorio que correspondieron los reunidos frente a la dupla, misma que se mudaba incesantemente de vestuario, donde el delgado Ninja relucía su torso repleto de tatuajes además de un cambio de máscara por una de Blue Panther. En tal comunión enloquecedora él hasta subió a una niña entre el público para celebrarle su aniversario, regalándole unas estrofillas de:

“¡Feliz cumpleaños a ti…!”

Destacaron cortes como “Fatty Boom Boom”, “Girl I Want 2 Eat U” y “Daddy”, mientras se veía al vocal utilizar como lienzos los blancos muros escénicos para adornar con grafitis de dibujos infantiles. “Banana Brain” y “Ugly Boy” mantenían la frenética pachanga a la que se sumó “Cookie Thumper!”, con el encanto de Yo-Landi mientras él se divertía con su gente bajándose del escenario para saludar a los afortunados de enfrente.

“Baby’s on Fire” detonó las emociones, poniendo a danzar el foro prácticamente lleno de desenfadado goce con “I Fink U Freeky”. Después de “Happy Go Sucky Fucky”, el ocaso del show: los excéntricos artistas agradecían a sus seguidores mexicanos arrodillándose frente a ellos y quienes les aplaudían, intentando entre clamores no dejarlos ir. Sin embargo, la cita estaba pactada, sirviendo un obsequio más antes de la definitiva partida: “Enter The Ninja”.

Totalmente magistral fue el espectáculo de poco más de una hora de beats, paseos entre mezclas y fusiones entre rap-rave, hip hop, industrial, techno, EDM (Electronic Dance Music) y hasta EBM (Electronic Body Music).

La duración del espectáculo, suficiente: Eran las 22:20 horas cuando Vi$$er, Ninja y Hi-Tek emprendían contentos la huida en absoluto agradecimiento; el corazón de Sudáfrica latía a la par con el mexicano. Así es la cultura “Zef”, musicalmente un mosaico sonoro que une los espíritus festivos bajo el ingenio conceptual que solamente Die Antwoord puede logar.

Ellos ya han definido “Zef” de esta manera:

“Eres pobre, pero eres lujoso, tienes tu propio estilo, eres sexy… Para nosotros, el significado de ‘Zef’ cambia constantemente. Significa ser punk, futurista, indestructible, que eres lo opuesto a una víctima, que puedes hacer lo que quieras, que no te importa lo que digan los demás…”

Todo eso y mucho más fue el “Zef” en el Pepsi Center ayer noche.

Comentarios

Load More