“No caer en provocaciones”, pide a jueces el ministro Pardo Rebolledo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde el máximo tribunal del país, el ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo pidió a los jueces “no entrar en la arena de la batalla política” para defender sus resoluciones, ni “caer en provocaciones” aunque sean objeto de “agresiones y críticas injustificadas”.

En plena confrontación con los poderes Ejecutivo y Legislativo por la Ley Federal de Remuneraciones, que prevé la reducción de sueldos en todo el aparato público, el ministro demandó al mismo tiempo el respeto al equilibrio de poderes.

Pardo Rebolledo fijó esa postura en una reunión del pleno de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) –que representan la máxima representación del Poder Judicial Federal–, durante la toma de protesta de 30 nuevos jueces y magistrados de distrito.

Aspirante a presidir ambas instancias a partir de enero próximo, Pardo hizo el llamado un día después de que la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y de Jueces de Distrito del Poder Judicial Federal se expresó públicamente en diferentes estados de la República en contra de la reducción de sus ingresos prevista en la Ley de Remuneraciones.

“La mejor defensa de los jueces es su prudencia y la dignificación de su tarea, y en la reserva y discreción que imperan en sus actos; es necesario evitar caer en cualquier provocación derivada de la agresión y de la crítica por más injustificada que ésta sea”, expresó el ministro.

En una larga intervención aderezada de experiencias y acuerdos internacionales, así como de la historia nacional de defensa de la independencia y autonomía de los jueces, Pardo señaló que los jueces mexicanos “en todo momento debemos hacer honor (al) juramento y bajo ninguna circunstancia entrar a la arena de la batalla política en defensa de sus fallos”.

Nuestro deber es no esperar otra protección que la otorgada por la Constitución, “lo que no impide que puedan expresarse en defensa de sus propios derechos”.

Añadió: “Debemos confiar en que existe una conciencia social que entiende que una democracia no puede existir sin un Poder Judicial sólido, autónomo y apto para defender a las personas de la arbitrariedad, la ilegalidad y la injusticia”.

Los jueces deben actuar “sin esperar defensa externa alguna”, dijo Pardo en su discurso, marcado por la confrontación política y judicial con la mayoría de Morena en el Congreso, a raíz de la Ley de Remuneraciones aprobada por esa mayoría oficial legislativa para que ningún funcionario público gane más que el titular el Ejecutivo, como lo estableció el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se fijó un sueldo de 108 mil pesos mensuales.

“La mejor manera de defender nuestra autonomía e independencia no es otra que hacer de la mejor forma lo que nos compete, y esto es impartir adecuadamente justicia pronta, completa e imparcial”, recalcó el ministro.

Y aunque reconoció que se deben hacer modificaciones en el Poder Judicial para transparentar sus actuaciones y sancionar las irregularidades, defendió el sistema de designación de los jueces y magistrados.

El senador oficialista, Ricardo Monreal, quien ha dicho que el Poder Judicial necesita “una sacudida”, propuso una iniciativa para rotar a los jueces y magistrados para que permanezcan entre tres y seis años en un tribunal. Según el senador, la medida evitaría el nepotismo.

Pardo agregó: “Ningún poder se encuentra por encima ni por debajo de otro, y el equilibrio entre los tres poderes descansa en el absoluto respeto mutuo de sus respectivas competencias y facultades”.

Comentarios