Vinculan a proceso a dos estudiantes de CCH Oriente por disturbios en rectoría (video)

Encapuchados realizaron pintas y lanzaron piedras y petardos a la Torre de Rectoría. Foto: Especial Encapuchados realizaron pintas y lanzaron piedras y petardos a la Torre de Rectoría. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Omar ‘N’ y Mario César’, los dos estudiantes del CCH Oriente detenidos por su presunta participación en los disturbios registrados el pasado lunes 10 en rectoría de la UNAM, fueron vinculados a proceso por los delitos de lesiones y daños en propiedad federal.

A pesar de que el Centro de Derechos Humanos ‘Zeferino Ladrillero’ asegura que la detención de los dos estudiantes fue ilegal, un Juez de Control encontró elementos suficientes para imponer prisión preventiva a los jóvenes por los hechos ocurridos en Ciudad Universitaria, donde resultó herido un profesor de esa casa de estudios, quien, por cierto, se reservó su derecho a denunciar.

Desde el hospital donde se encuentra internado, el catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales declaró al Diario de México que está en contra de las medidas punitivas y, aún más, confesó que él no podría reconocer a los agresores porque estaban encapuchados.

Ayer, el CDH ‘Zeferino Ladrillero emitió un extrañamiento al rector de la UNAM, Enrique Graue, y a la titular de la procuraduría capitalina, Ernestina Godoy, por la detención “arbitraria y con violencia” por parte de personal de Vigilancia UNAM y por la participación irregular de la PGJCDMX, que incomunico a los alumnos y les negó asistencia legal.

Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX) dio a conocer que durante la audiencia se calificó de legal la detención de ambos estudiantes y fijo un plazo de un mes y quince días para la conclusión de la investigación complementaria.

Durante la diligencia, el ministerio público les imputó el delito de lesiones, por haber manipulado un petardo haciéndolo estallar, lo que resulto en un profesor herido en el hueso nasal, con periodo estimado para sanar de 60 días.

La medida cautelar de prisión preventiva oficiosa será acatada en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

Mientras tanto, compañeros de los involucrados acusaron a Miguel Guevara Vázquez, vigilante de Seguridad UNAM, quien participó en la detención de los estudiantes, de formar parte del grupo de choque Cobra, relacionado con actos violentos durante la huelga de 1999 – 2000, reducto de “los halcones” y que cuenta con más de veinte años de existencia, de acuerdo con información obtenida por los alumnos.

Juana Mendoza, madre de Mario “N”, quien padece epilepsia, habló ante los medios de comunicación para expresar las irregularidades en el caso de su hijo, al que sólo –dijo– ha podido ver una vez y quien asegura fue golpeado por autoridades de la UNAM al momento de su detención.

“Reconozco que mi hijo participó en dicho evento, lo hizo como parte de su derecho a la libre expresión, (…) a pesar de ello, no fue quien ocasionó dichos desmanes y mucho menos agredió a alguien, por lo contrario, él sí fue víctima de una detención arbitraria, agresión física por parte de las autoridades de la UNAM y violación de sus derechos humanos”, expresó la madre, quien dice que cuenta con pruebas para demostrar sus dichos.

Comentarios

Load More