Un viaje en el tiempo con Marky Ramone en El Plaza Condesa

Marky Ramone se presentará en Tijuana e Hidalgo como parte de su gira. Foto: Carlos Enciso Marky Ramone se presentará en Tijuana e Hidalgo como parte de su gira. Foto: Carlos Enciso

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de su presentación en el Festival Vive Latino edición 2017, Marky Ramone volvió a nuestro país para crear una atmósfera de nostalgia donde demostró que el punk se trata de decir lo que sientes con sólo tres instrumentos: bajo, guitarra y batería.

Slam, saltos, gritos, vasos que volaban de un lado a otro, un collage de playeras de diversas bandas que vestían los asistentes entre las que destacaron The Clash, Misfits y, por supuesto, los Ramones, crearon en El Plaza Condesa la sensación de un viaje al pasado.

La noche comenzó con la presentación de la banda mexicana De Nalgas, que tras un repertorio de 30 minutos se despidió del público. Y la prueba de instrumentos por parte del staff de Marky comenzó para dejar todo listo para su participación.

En punto de las 21:03 horas se apagaron las luces del recinto, solo un tono verde tenue iluminaba la estrella de cinco picos colocada al centro del escenario, donde se leía “Marky Ramone N.Y.C.”.

“¡Yeah! ¿Qué pasa cabrones y cabronas?” –fue la frase previa del vocalista Iñaki Urbizu a la primera canción de la noche–, “…esto es Rockaway Beach”.

Marky Ramone se presentó en El Plaza Condesa capitalino. Foto: Carlos Enciso
Iñaki Urbizu con Marky Ramone se presentó en El Plaza Condesa capitalino. Foto: Carlos Enciso

Y el slam al centro de la pista de El Plaza Condesa inició en ese momento y perduró hasta que se tocó la última canción. Marky y compañía continuaron con Teenage Lobotomy y Do You Wanna Dance.

Tercera canción y todos seguían saltando al ritmo exacto que salía desde el bajo, la guitarra y la batería, los cuales hacían la combinación perfecta con las luces del escenario; mismas que se desplegaron en colores rojo, verde, azul, e incluso amarillo durante algunos temas.

Continuaron con I Don´t Care, Sheena is a Punk Rocker, Havana Affair y Commando; el ritmo del bombo en coordinación con el bajo hicieron de la pista una locura que retumbaba en todo el recinto de la calle Juan Escutia, el piso cimbraba y hacía mover los pies a todos, incluso a quienes se les notaba sólo iban de acompañantes.

El tom adherido a la batería de Marky fue delirante durante toda la presentación y la gente respondía al destello de las notas emitidas desde su instrumento en color plata con saltos y gritos… y más vasos volaban entre el público.

Marky Ramone en El Plaza Condesa. Foto: Carlos Enciso
Marky Ramone en El Plaza Condesa. Foto: Carlos Enciso

Las personas atravesaban todo El Plaza Condesa pidiendo permiso para poder llegar hasta adelante y ser parte del slam colectivo, que no paró en la hora con 25 minutos que duró el concierto.

También sonaron I Wanna be your Boyfriend, Beat on the Brat, 53rd & 3rd, Now I Wanna Sniff Some Glue y Shock Treatment, el punk estaba más vivo que nunca, en los hombros de su papá, un niño coreaba todas las canciones de la banda. Era Carlos Eduardo Mendoza Paredes, estudiante de sexto año de primaria que viajó desde Atizapán de Zaragoza (Estado de México) para ver a Marky Ramone en vivo.

Tras una hora de espectáculo y con más de 20 temas en su repertorio, a las 22:02 horas, los músicos abandonaron el escenario sin mediar palabra alguna, las primeras plumillas del bajista volaron entre los asistentes que saltaron para poder alcanzar una y quedarse con un pequeño recuerdo del emblemático momento.

“¡Oe, oe, oe, oe, Marky, Marky!” se escuchó corear a todos mientras esperaban el retorno de la banda al escenario y seguir con la noche nostálgica de punk rock, los músicos regresaron tres minutos después.

En “Happy Birthday to you” se recreó la emblemática escena del capítulo de la serie Los Simpson, donde Ramones le canta un irreverente “feliz cumpleaños” al Sr. Burns.

Durante la noche también sonaron Rock and Roll High School, Oh oh I love her so, Let´s Dance, Surfin’ bird, Judy is a Punk, She´s The One, Miracles, KKK Took my Baby Away, Chinese Rocks, California sun.

Además del cover de Creedence Have You Ever Seen the Rain y My Back Pages de Bob Dylan, tocaron además Pinhead, Palisades Park, Spiderman, I Just Want to Have Something to Do, Do You Remember Rock and Roll Radio, Needles & Pins, What a Wonderful World.

La locura total se vivió en la última canción Blitzkrieg Bop, donde al principio todos sacaron los celulares para quedarse con el recuerdo en video de ese momento, sin embargo, segundos después, inevitablemente tuvieron que guardarlos para ser parte del slam total al compás del “Hey Ho, Let´s Go!” que predominó como coro en la pista del espectáculo, y que terminó cuando el reloj marcó las 22:25 horas.

Marky Ramone continuará con su gira en México, hoy se presenta en Tijuana, Baja California, y el 16 de diciembre en Pachuca, Hidalgo.

Comentarios

Load More