Denuncias contra el Hipódromo de las Américas embarran a Peña Nieto

Actos de corrupción. Foto: Archivo Proceso Actos de corrupción. Foto: Archivo Proceso

Federico Madrazo Hassey, empresario y criador de caballos de carreras, demandó desde 2015 a la empresa que administra el Hipódromo de las Américas por irregularidades en la operación del espectáculo con cruce de apuestas y por el robo de ejemplares de hasta 1 millón de pesos. También tiene denunciado al expresidente Enrique Peña Nieto, entre otros funcionarios federales, por supuestamente encubrir actos de corrupción. Proceso solicitó la posición de la compañía acusada, pero sólo respondieron que el conflicto radica en un “enojo” de Madrazo Hassey.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La Secretaría de Gobernación (Segob) otorgó la licencia DGG/SP/450/97 a la empresa Administradora Mexicana de Hipódromo, SA de CV, en septiembre de 1997 para operar y explotar carreras de caballos con cruce de apuestas en el Hipódromo de las Américas, con el compromiso de rescatar y fortalecer la actividad hípica nacional establecida en el Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000.

Ese compromiso se esfumó 21 años después… La empresa responsable de administrar el único lugar en el país en el que se realizan carreras de caballos con apuestas, Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) SAB de CV, en alianza con la transnacional Codere, especialista en apuestas deportivas, está inmersa en un escándalo legal por manejos irregulares y el robo de caballos pura sangre y cuarto de milla.

Desde noviembre de 2015, Federico Madrazo Hassey, empresario y criador de estos animales, entabló un pleito legal de al menos 200 querellas contra la empresa. El litigio alcanza al expresidente Enrique Peña Nieto, sobre quien pesan 40 demandas judiciales.

El empresario denuncia que además del exmandatario, los exsecretarios de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y Alfonso Navarrete Prida y la Comisión Mexicana de Carreras de Caballos y de Galgos, AC, encubrieron operaciones irregulares en el hipódromo.

La más reciente acción legal contra los exfuncionarios fue interpuesta el 8 de noviembre último ante la Procuraduría General de la República (PGR) por actos de intimidación.

En la denuncia (expediente NA/CDMX_SEIDF/00071757/2018) hecha en la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos y Contra la Administración de Justicia, que depende de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, se explica que el caso data del 1 de junio pasado, cuando el empresario envió un documento a Peña Nieto en el que expone los casos de corrupción en el hipódromo.

También le solicitó al gobierno federal la anulación del permiso de la Administradora Mexicana de Hipódromo y no autorizar ninguna carrera hasta que sí exista un organismo oficial independiente, en referencia a la comisión de carreras, actual órgano técnico de consulta.

El empresario reportó que fue víctima de intimidación cuando la Segob, vía la Dirección General de Seguridad Privada de la Comisión Nacional de Seguridad, le notificó de manera extemporánea un citatorio de auditoría contra su empresa de blindaje de automóviles

Madrazo considera que una notificación del 30 de junio le fue enviada dos meses más tarde en represalia por las denuncias que ha interpuesto contra la Secretaría de Gobernación.

En 2005, cuando fue titular de la Segob, Santiago Creel entregó a la Comisión Mexicana de Carreras de Caballos y de Galgos, AC, su registro como órgano técnico de consulta para emitir las opiniones técnicas que requiera el gobierno sobre el otorgamiento de permisos en la materia.

El criador de caballos acusa a la comisión de trabajar al margen de la ley y usurpar funciones de la Segob. Agrega que el sueldo de los integrantes de dicha comisión, cuya oficina se ubica en el Hipódromo de las Américas, proviene de la misma empresa que maneja el complejo inaugurado en 1943 y que es propiedad de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Madrazo Hassey, dedicado al blindaje de vehículos, incursionó en el negocio de la hípica nacional en 2012 con el establecimiento de la Cuadra M de caballos de carreras en el Hipódromo de las Américas. Adquirió 100 ejemplares pura sangre y cuarto de milla nacionales y del extranjero. Al año siguiente constituyó el Rancho M, Estación de Recría Caballar en Jilotepec, Estado de México.

Sin embargo, enfrenta un aislamiento de parte de la permisionaria y de la referida comisión. Desde 2016 no le permiten inscribir sus caballos en las carreras y le exigen firmar contra su voluntad un “contrato de caballerizas” y uno más con un sindicato que es afín a la empresa.

“Ni me permiten el ingreso a las instalaciones. Me encuentro en absoluto estado de indefensión y vulnerabilidad ante los diversos actos de naturaleza dolosa, arbitraria, irregular e ilegal cometidas en mi agravio de parte de la empresa permisionaria y de la comisión mexicana de carreras de caballos”, agrega el empresario.

En los documentos que envió a Peña Nieto, Madrazo le exige que explique su relación con Alejandro Soberón Kuri, presidente de CIE, y con José Manuel Alavez González, titular de la Asociación para el Desarrollo y Fomento de la Hípica Mexicana, AC.

El criador de caballos también promovió cuatro demandas de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México contra la Segob y seis denuncias penales ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México contra la comisión mexicana de carreras de caballos y contra la administradora del hipódromo. En el caso de la comisión, la causa es por fraude y contra la permisionaria por fraude, robo, despojo y extorsión.

Respecto de Gobernación, dependencia que se ha declarado “incompetente” en al menos 130 veces –entre denuncias y quejas–, siete funcionarios de esta dependencia fueron denunciados ante la PGR, además de intimidación, por ejercicio ilícito del servicio público, falsificación de documentos, uso de documentos falsos y falsedad de datos a una autoridad. Además denunció a un magistrado de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa por faltas administrativas graves de los servidores públicos.

En el contexto del cambio de gobierno federal, Madrazo Hassey escribió al presidente Andrés Manuel López Obrador el viernes 7 para relatarle el “calvario” que ha padecido durante tres años.

También le expuso que ambas empresas y la comisión han torcido la Ley Federal de Juegos y Sorteos y su reglamento para hacer “a su antojo” las carreras de caballos en el Hipódromo de las Américas, “bajo el cobijo del entonces presidente de la República y de los exsecretarios de Gobernación Osorio Chong y Navarrete Prida, así como de diversos funcionarios de la propia Segob, como los entonces titulares de la Dirección General de Juegos y Sorteos, Felipe Cangas Hernández y Eduardo Cayetano Cacho Silva”.

Desaparición de caballos

La empresa que administra el Hipódromo de las Américas también está sujeta a una serie de investigaciones judiciales por el presunto robo de 19 caballos pura sangre y cuarto de milla que estaban en la Cuadra M que alberga el mismo inmueble.

En la lista de animales que desaparecieron el 24 de febrero de 2017 figuran ejemplares cuyo valor está tasado entre 350 mil pesos y 1 millón de pesos. La denuncia penal por este caso fue interpuesta ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México. Además, faltan tres ponis, un borrego y un chivo, utilizados para acompañar y evitar el estrés en los caballos de carreras.

En entrevista, Madrazo explica que la empresa que lo despojó ha querido disfrazar el delito mediante un aviso del representante de la permisionaria del hipódromo, Jesús Guzmán Roldán, que el 11 de julio de 2017 le expuso: “Hago de su conocimiento que desde el 24 de febrero del año en curso se encuentran abandonados dentro de las instalaciones del hipódromo los animales que a continuación se enumeran y que presumiblemente son de su propiedad: 19 caballos, 3 ponis, un borrego y un chivo”.

El empresario insiste: “No se trata de animales abandonados, sino de animales robados. Pero con un oscuro, amañado y mal intencionado argumento intentan tapar el hecho”.

Proceso solicitó la posición de la Administradora Mexicana de Hipódromo y de la Comisión Mexicana de Carreras de Caballos y Galgos. Ambas declinaron hablar sobre el caso bajo el argumento de que están siguiendo los procesos en las instancias legales.

“La posición es no hacer comentarios, pero el departamento legal le está dando seguimiento a todo esto”, aseguró el encargado de relaciones públicas del Hipódromo de las Américas, Jacob Morett. Agregó que “cuando hay tantas denuncias hay algo que no está correcto. Su enojo –el de Federico Madrazo– es porque no se hacen las cosas como él quiere”.

La asociación civil, por su cuenta, confirmó que están trabajando en las demandas que presentó el empresario y que éste no tiene licencia en el hipódromo.

El empresario ganón 

Al margen del pleito legal hay otro problema: el paulatino declive de la crianza de caballos pura sangre en el país. Se trata de animales muy apreciados para este tipo de carreras de larga distancia.

Su crianza tuvo su apogeo en 1986, cuando la cifra de nacimientos de los pura sangre ascendió a mil 340. Sin embargo, en 2017 el número descendió a sólo 200, según los reportes de los criadores.

De acuerdo con la empresa del hipódromo, la población actual de los caballos pura sangre es de mil 400. El magnate Germán Larrea es el particular que más tiene, 110, y que son utilizados para las carreras que se ofrecen.

Larrea es dueño de las mineras Grupo México y Southern Copper, la cadena Cinemex y las ferrocarrileras Ferromex y Ferrosur, con una fortuna calculada en 17 mil 300 millones de dólares. De acuerdo con Forbes, es el segundo mexicano más rico, sólo por detrás de Carlos Slim.

Los caballos del dueño de Grupo México básicamente acaparan los programas semanales de competencia en el Hipódromo de las Américas. Por ejemplo: entre enero y febrero de 2016 ocuparon las primeras tres posiciones de la premiación en 72 de 77 carreras, que le redituaron 800 mil pesos en premios.

Otro ejemplo que refleja el declive de este espectáculo ocurrió en el Clásico de la Comisión, realizado el 7 de abril último. El programa se completó únicamente con cuatro ejemplares, todos de Larrea.

En ese mismo mes, el apoderado legal de la Unión Mexicana de Propietarios de Caballos de Competencia, Enrique Rodríguez Cano, envió a la Secretaría de Gobernación una serie de documentos en los que expone que la plantilla de propietarios de cuadras de caballos en el Hipódromo de las Américas se limita a 79 y que 17 de ellos no tuvieron participación en la temporada.

“Las cuadras de Germán Larrea participaron en 40 por ciento de las competencias. Sin ellas no podría haber carreras”, reveló el abogado a Milenio, el 17 de abril.

Las cifras correspondientes a las subastas de los últimos tres años exhiben el grado de la decadencia de la hípica nacional: 229 ejemplares nacidos en 2015 fueron subastados en 2016, 207 nacidos en 2016 fueron subastados en 2017 y 185 caballos que nacieron en 2017 fueron ofertados en 2018.

Este reportaje se publicó el 9 de diciembre de 2018 en la edición 2197 de la revista Proceso.

Comentarios

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Load More