Capturan en España a un holandés y un argelino ligados al Estado Islámico

Khalid Makran, de origen holandés, en una imagen difundida por los Mossos d`Esquadra Khalid Makran, de origen holandés, en una imagen difundida por los Mossos d`Esquadra

MADRID (apro).— Las fuerzas de seguridad españoles detuvieron este lunes, en operaciones distintas, a dos hombres relacionados con actividades yihadistas en suelo español, uno de ellos Khalid Makran, de origen holandés, el que provocó que la policía catalana emitiera una alerta para su localización y arresto, luego de emitir consignas islamistas cerca de una comisaría y huir.

En la otra acción, la Policía Nacional detuvo en Vitoria (País Vasco) a un presunto yihadista por pertenencia a organización terrorista y labores de captación aprovechando su cargo como presidente de una asociación cultural desde donde difundía el ideario yihadista a la comunidad islámica vasca.

El hombre de nacionalidad argelina y de 36 años fue detenido por orden de la Audiencia Nacional y en su captura a primera hora del día participaron la Comisaría General de Información de la Policía, brigadas provinciales de la misma, miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y Europol.

En el primer caso, los Mossos d`Esquadra detuvieron y trasladaron a la comisaría de Salou (Tarragona, comunidad catalana) al holandés Khalid Makran, con antecedentes policiales y relacionado con la delincuencia común, por sus consignas islamistas y su conducta imprevisible, según confirmó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una entrevista en televisión.

España mantiene su nivel de 4 sobre 5 de alerta terrorista, incluso desde antes de los atentados en Barcelona y Cambrils, en agosto de 2017.

Las alertas saltaron por unas pintas con mensajes de tipo salafista en la habitación en la que se hospedaba Makran en un hotel de Vilaseca. Luego, se desplazó a unos kilómetros y volvió a ser visto profiriendo consignas en las cercanías de la comisaría de los Mossos en Salou.

Los Mossos d´Esquadra emitieron una alerta para lograr su localización y detención, que se produjo en una gasolinera en su trayecto por Tarragona, en dirección a Barcelona.

Según fuentes policiales consultadas por la prensa española, el hombre tiene antecedentes por tenencia ilícita de armas, lo que en opinión del ministro Grande-Marlaska, aconsejaba darle seguimiento.

Por otro lado, en Vitoria la Policía Nacional detuvo al argelino que fungía como presidente de una asociación cultural desde donde difundía sus proclamas yihadistas.

El arrestado alardeaba en su circulo cercano de estar capacitado para la confección de explosivos caseros y de decir que fabricar una bomba era “muy fácil”, informó Interior.

Asimismo, en los últimos cuatro años, el detenido desarrollaba acciones destinadas a favorecer al Estado Islámico (Daesh), principalmente difundiendo la doctrina fundamentalista sunita, en labores de captación directa y remota de milicianos, en favorecer el regreso de los combatientes extranjeros (conocidos como foreign fighters” de Daesh) a Europa y colaborar con otros yihadistas que permanecen en Siria.

Pretendía crear una escuela para adoctrinar desde la infancia a los niños musulmanes del País Vasco.

Load More