Oposición reclama a Urzúa por presupuesto; se construyó cuidando el entorno económico, responde

Comparecencia ante diputados del titular de Hacienda, Carlos Urzúa. Foto: Miguel Dimayuga Comparecencia ante diputados del titular de Hacienda, Carlos Urzúa. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Entre reclamos y exigencias del PRI, PAN y PRD por la distribución del gasto para el próximo año, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Púbico (SHCP), Carlos Urzúa, compareció ante el pleno de la Cámara de Diputados y diseccionó el paquete económico entregado el sábado 15 en San Lázaro.

“Que baje la gasolina”, “Presupuesto a las universidades”, “Presupuesto al medio ambiente”, “Presupuesto justo a estados y municipios” y “Cárcel a corruptos”, se leía en algunos de los carteles que mostraron panistas, priistas y perredistas, quienes se apostaron a los costados del funcionario federal.

Reporches en San Lázaro. Foto: Miguel Dimayuga
Reporches en San Lázaro. Foto: Miguel Dimayuga

“Todas las propuestas son válidas, pero ésta huele a ramo 23”, lanzó a su vez Alfonso Ramírez Cuellar, diputado por Morena, quien fijó la posición de bloque de ese partido, PT y PES.

“Nunca se había visto esto, cuando ustedes (PRI, PAN y PRD) le apostaban al moche del ramo 23, escondían la recaudación y traían a los gobernadores y presidentes municipales de rodillas. Ahora eso no va ser así”, tronó desde la tribuna el también presidente de la Comisión de Presupuesto.

“¡Noooo!”, gritaba la oposición en señal de rechazo a los señalamientos, y quienes parecían entrar contra el bloque de Morena, en una competencia de gritos. “¡No más ligas!”, gritaban desde el ala derecha del pleno. “¡No más moches!”, respondían desde la izquierda.

La oposición tomó como bandera la reducción del 6% a las universidades, y mostraban sus pancartas cada vez que PRI, PAN o PRD fijaban su posición desde la tribuna.

El más claro fue Fernando Galindo Favela, exsubsecretario de Hacienda en el gobierno priista y hoy diputado federal, a quien el excandidato presidencial José Antonio Meade incluyó en las listas de plurinominales.

Inició enumerando los contras: el recorte de 13 mil millones de pesos en el programa Prospera; 26 mil millones de pesos en la adaptación del cambio climático; la reducción al presupuesto de la UNAM, la UAM, el Poli y las universidades estatales; reducción de 24% al campo; de 2 mil 500 millones de pesos al Conacyt, y un 80% al fondo de jóvenes emprendedores…

El priista fue más allá y dijo que se tiene contemplado recursos para la construcción del Tren Maya, pero “no tienen ningún estudio, por lo menos no está en las Unidades de Inversión de Hacienda”.

El presupuesto tampoco cuenta con perspectiva de género, reclamó la oposición.

La diputada Sonia Rocha, del PAN, calificó de mentira que no haya déficit, pues –recalcó– se contempla una deuda pública de 543 mil millones de pesos, 10% más que la autorizada en 2018, y el costo de la deuda aumentó en 11% al destinarse 749 mil millones de pesos.

La panista recriminó que el gobierno federal “sólo éste pensando en el hoy y no en el futuro al cumplir sólo con sus programas dados a conocer durante la campaña electoral”.

Y preguntó: “¿De dónde saldrán los recursos? Irán contra los contribuyentes cautivos, contra la clase media, activa y trabajadora. No hay una propuesta para disminuir los efectos negativos de la tóxica reforma financiera”.

Rocha tachó de “ocurrencia” el presupuesto de egresos de la federación, y eso –abundó– dará “mensajes equivocados”.

En su oportunidad, Tonatiuh Bravo, coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano (MC), señaló que hay “una política contradictoria” en el presupuesto.

“Por una parte, baja el presupuesto de los programas que están hechos para combatir estructuralmente la pobreza. Se bajan los recursos que van para la pequeña y mediana empresa. Se bajan recursos que van para la innovación y el emprendimiento, para la creación de empleos. Se bajan los presupuestos para educación superior, se bajan los presupuestos para ciencia y tecnología, para medio ambiente, para cultura.

“Por otro lado, si bien se fortalece la política social, se hace a través de programas sociales que no combaten estructuralmente la pobreza, que alivian temporalmente los efectos de ésta, pero que no van a generar estructuralmente ni más empleos ni más egresados de universidades públicas, y que efectivamente no apoyan el crecimiento del aparato productivo y la economía de las empresas”.

El también exrector de la Universidad Autónoma de Guadalajara advirtió que MC “buscará que se oriente el gasto”, y expresó que el reclamo mayor es el apoyo a las “universidades públicas que han sido el baluarte histórico del país”.

En defensa del presupuesto, el diputado Benjamín Robles Montoya, del Partido del Trabajo (PT), dijo desde tribuna que quienes tuvieron al país en la pobreza son los que hoy reclaman. “Hablan del campo y dejaron hundido al campo, eso se llama cinismo, sinvergüenzada. ¡Hipócritas!, ya basta”.

Luego aclaró: “¿Acaso creían que íbamos a hacer un presupuesto igual a los de ustedes? No, todos ustedes, unidos, que hoy están en contra, fueron derrotados el pasado 1 de julio”.

En su oportunidad, el titular de la SHCP destacó que el presupuesto se construyó cuidando el entorno económico, lo que “nos llama a ser muy cautos, a tener una disciplina presupuestaria notable, a poner énfasis en la austeridad, honestidad y transparencia del gasto público”.

El diputado priista Fernando Galindo coincidió en que los indicadores macroeconómicos propuestos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador “son los adecuados”, pero manifestó su inconformidad en el resto del presupuesto.

Carlos Urzúa insistió en que el presupuesto tiene dos objetivos centrales: “mejorar el capital humano y la infraestructura pública”. con ellos, dijo, se detonará el crecimiento de la nación.

Por su lado, la perredista Abril Alcalá Padilla acusó al gobierno federal de presentar un proyecto “asistencialista”.

Y Urzúa respondió: “Discreparía con usted, el presupuesto es todo, menos asistencialista. Por ejemplo, el programa universal para adultos mayores tiene que ver con la autoestima de los ancianos”.

En cuanto a los reclamos por la baja de salarios, el funcionario federal lanzó: “No puede darse un exceso en el gasto corriente. El dinero es para los mexicanos, se hizo una reducción del 20% en los salarios…Y de los estados, lo que queremos es que se fortalezcan con la recaudación. Pensar que el gobierno federal pueda estar dándoles dinero a todos cuando no hay interés de incrementar su recaudación, no nos lleva a nada”.

Se espera que esta semana la Comisión de Hacienda, que encabeza la panista Patricia Terrazas, vote la Ley de Ingresos, y lo mismo haga la Comisión del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Comentarios

Load More