En 2012, “empataron” los homicidios de dos jovencitas; hoy, les dan entre 38 y 67 años de cárcel

Arturo Joseph Marvan Abraham y Álvaro Antonio Campos Picazo, los implicados. Foto: Especial Arturo Joseph Marvan Abraham y Álvaro Antonio Campos Picazo, los implicados. Foto: Especial

AGUASCALIENTES, Ags. (apro).- Seis años después de perpetrados los asesinatos de Andrea Nohemí Chávez y Kathy Pérez Rivas, el proceso penal contra los culpables concluyó este lunes con sentencias acumuladas de entre 38 y 67 años de prisión.

Los responsables, quienes hicieron un pacto para “empatarse” con los crímenes, fueron juzgados por homicidio, porque en ese entonces no se había tipificado el delito de feminicidio. Ambos casos conmocionaron a la sociedad aguascalentense.

Andrea Nohemí tenía 17 años cuando desapareció, en julio de 2012. En la infructuosa búsqueda participaron la entonces Procuraduría General de Justicia, así como autoridades estatales, federales y grupos especializados en la localización de personas extraviadas.

En noviembre de ese mismo año, agentes ministeriales detuvieron en una vivienda de la zona centro de la capital a Arturo Joseph Marvan Abraham, entonces de 20 años, y a Álvaro Antonio Campos Picazo, de 23, como sospechosos del homicidio de Kathy Pérez Rivas, de 22 años, quien era estudiante de enfermería.

Ese mismo mes, el cuerpo de Andrea Nohemí fue localizado dentro de un tambo en las inmediaciones de la carretera a Agostaderito y el Libramiento a Calvillo.

Tras su detención, se encontró a los asesinos diversos objetos que pertenecían a las víctimas, como teléfonos celulares, una computadora y memorias SD. Ambos confesaron haber matado a las dos jóvenes.

Según lo declarado, Andrea Nohemí murió un día después de su desaparición (en julio), en la casa de la zona centro donde fueron detenidos los asesinos, luego de una discusión que la joven tuvo con Arturo Joseph, con quien había mantenido una relación de noviazgo.

A Kathy la contactaron a través de Facebook. Ella fue localizada en su casa –en el fraccionamiento Panorama– con diversas lesiones en el cuerpo que causaron su muerte.

Tras el homicidio de Andrea Nohemí, los detenidos aseguraron que los siguientes días “continuaron con su vida normal”, hasta que fueron detenidos.

Dentro del interrogatorio, Arturo Joseph manifestó que hizo un pacto con Álvaro Antonio para estar “empatados”, y fue así que planearon el homicidio de Kathy.

El Juzgado Segundo de lo Penal determinó una sentencia de 67 años y seis meses de prisión para Arturo Joseph por el delito de homicidio doloso calificado en agravio de Andrea Nohemí y Kathy, mientras que Álvaro Antonio fue condenado a 38 años y seis meses por los delitos de homicidio doloso calificado y encubrimiento, en agravio de la segunda víctima y de la sociedad.

(Con información de Mónica Cerbón)

Comentarios

Load More