Trabajadores del IMER alertan de que las estaciones se queden “en silencio” por despidos

La carta de los trabajadores del IMER enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Especial La carta de los trabajadores del IMER enviada al presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Trabajadores del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) manifestaron su preocupación por la orden de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para suspender la contratación de personal permanente, eventual y por honorarios en el gobierno federal, debido a que al menos 70% de las personas que ahí laboran están bajo ese régimen y advirtieron que, de no modificar esta medida, las 21 estaciones podrían quedar “en silencio”.

Además, denunciaron que no han recibido sus sueldos desde el mes pasado y, peor aún, no tienen a quién acudir, pues desde el pasado 30 de noviembre, Carlos Lara Sumano renunció a la dirección general del Instituto y la Secretaría de Educación Pública (SEP) -de la que depende-, no ha nombrado al nuevo directivo.

En una carta enviada este martes al presidente Andrés Manuel López Obrador, y al titular de Hacienda, Carlos Urzúa, cuya copia tiene Apro, productores, locutores, programadores, continuistas y reporteros les solicitaron analizar “a detalle, cuidadosamente y en conjunto” su situación.

“Nuestra labor sustancial en el Instituto es producir, programas y transmitir radio pública, pero es necesario informar a ustedes que cerca del 70% de colaboradores y colaboradoras totales del Instituto estamos contratados bajo el régimen de honorarios, y que en ese porcentaje radica la base creativa del IMER, en muchos de los casos, incluso desde hace 10 años o más”.

Dicha situación, añadieron, no ofrece garantía alguna sobre la permanencia en sus labores ni prestaciones de ningún tipo, además de que los mantiene “en vilo cada doce meses”.

Condenado al silencio

Pero eso no es lo peor. Los denunciantes alertaron que, “al terminar los contratos de honorarios de todos los trabajadores estaríamos condenando al silencio del Instituto”.

Para demostrar la gravedad del caso, mencionaron a la emisora en línea Radio México Internacional, que prácticamente está integrada por personal contratado por honorarios. “De no tomar alguna acción, estaríamos hablando de no contar ni con el personal que –por absurdo que parezca- abra y encienda la emisora”.

En tanto, agregaron, el resto de las 18 emisoras del IMER quedaría con “tres o cuatro trabajadores”.

El IMER opera estaciones en Frecuencia Modulada (FM) como Opus 94, Reactor 105.7, Horizonte 107.9; mientras que en Amplitud Modulada (AM) suenan Ciudadana 660, XEB La R Grande; y en internet, Radio México Internacional.

La SHCP ordenó el pasado 7 de diciembre a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal (APF) suspender la contratación de personal y fijar criterios aplicables al ejercicio del gasto público para pagar indemnizaciones laborales de los funcionarios que sean separados de sus cargos, empleos o comisiones.

En un oficio dirigido a los titulares de las dependencias y entidades de la APF, la secretaría encabezada por Carlos Urzúa añadió que la suspensión de contrataciones será una medida de carácter obligatorio, cuyo fin es impulsar una política de austeridad “republicana” para poder redistribuir el gasto público a favor de la población menos beneficiada.

Sin director y sin pagos

En la carta, los trabajadores del IMER dijeron comprender la medida del gobierno federal como parte de “una transición que seguramente tiene un fin último”.

Sin embargo, destacaron que a su preocupación se suma el hecho de que desde el pasado 30 de noviembre “no contamos con ninguna autoridad que pueda resolver o emitir respuesta alguna a nuestra preocupación”.

Y es que, el 30 de noviembre, Carlos Lara Sumano renunció a su cargo como director “dejando a la deriva el futuro de quienes colaboramos en el IMER. Tampoco se ha nombrado a quién o quiénes dirigirán el Instituto. Los directivos que aún se presentan tienen también presentadas sus renuncias y nada pueden abonar a esta diatriba”.

Los firmantes destacaron que “desgraciadamente la gran mayoría de instituciones públicas tienen serios problemas de ‘aviadores’ y contratos apócrifos, la medida tomada por el nuevo gobierno es comprensible, pero difícilmente aplicable de forma contundente a todos por igual”.

La situación de incertidumbre de los trabajadores del IMER se agrava debido a que no han recibido noticias del pago de sus sueldos de noviembre y lo que va de diciembre “de los cuales ya se han entregado los recibos correspondientes en tiempo y forma”.

Hacia el final de la misiva, enfatizaron en la necesidad de dar a conocer esta situación “y lo apremiante que es contar con alguien que pueda resolver este caso singular”.

“La radio es un medio vivo, por lo tanto, está sujeta a cambios y somos incansables promotores de ello, nuestro interés no es obstaculizar, ni tampoco crear un lecho de perpetuidad en puestos o programas. En la radio pública la estrella es el contenido, no quien reseña, pero en honor a la justicia y al trabajo de todos, les pedimos que estos trabajos sean revisados de manera puntual, tomando en cuenta las particularidades de cada uno de los casos de las y los prestadores de servicios”.

Y concluyeron: “nuestro principal objetivo es seguir abonando al quehacer de la Radio Pública, que atiende principalmente a aquellas voces que no encuentran espacio en otros medios”.

Promotores de esta iniciativa dijeron a Apro que intentaron entregar esta carta en la SEP, dirigida por Esteban Moctezuma, “pero está cerrada. Nadie da razón de dónde es la Oficialía de Partes para que nos la reciban”.

Comentarios

Load More