Las huellas en México de “Simón”, presunto sobornador de Morales Lechuga

Morales Lechuga. Señalamientos. Foto: Miguel Dimayuga Morales Lechuga. Señalamientos. Foto: Miguel Dimayuga

Considerado uno de los testigos protegidos más importantes en el juicio contra Joaquín Guzmán Loera, el colombiano Jorge Milton Cifuentes Villa, alias Simón, nació el 13 de mayo de 1965 y sus huellas como principal líder de la red de lavado de dinero del Cártel de Sinaloa aparecen en los registros de la DEA, el Departamento del Tesoro estadunidense y de la propia Secretaría de Gobernación hasta 2007, 16 años después de que supuestamente “sobornó” al exprocurador general Ignacio Morales Lechuga y a 70 policías judiciales federales.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- De acuerdo con el perfil elaborado por el Departamento del Tesoro, cuya copia obtuvo Proceso, Cifuentes Villa asumió en 2007 el papel de líder de la operación financiera para lavar dinero de narcotraficantes colombianos y mexicanos.

Hermano de Francisco Cifuentes, quien fue piloto y hombre de confianza de Pablo Escobar, desde 2007 Milton Cifuentes construyó una red de al menos 22 empresas y tres fundaciones en Ecuador, Guatemala, Panamá, España, Perú, Brasil, Estados Unidos y México. Antes trabajó dentro del Cártel del Norte del Valle, bajo las órdenes de Efraín Hernández, alias Don Efra, de quien posteriormente se independizó.

La carta de naturalización como mexicano de Cifuentes Villa indica que obtuvo la nacionalidad el 12 de enero de 2007; su año de registro ante el CURP es 2005. En el Registro Público de la Propiedad de la Ciudad de México aparece en 2011 como propietario de un penthouse en Santa Fe de 165.91 metros cuadrados, que adquirió por 1 millón 300 mil pesos. En México llegó a constituir hasta seis empresas y obtuvo la ciudadanía con el registro de clave única CIVJ650513HNEFLR06.

En febrero de 2011 la Oficina de Control de Bienes del Extranjero (OFAC), del Departamento del Tesoro norteamericano, incluyó en su lista a Cifuentes Villa como un “importante narcotraficante, líder de la Organización de los Cifuentes”. En ese mismo año la policía colombiana ocupó el derecho de dominio de 116 propiedades de los socios del Chapo Guzmán en ese país. Más de 30 sociedades, 71 inmuebles y 14 vehículos estaban a nombre de Jorge Milton y Dolly Cifuentes Villa, su hermana.

Fue detenido el 8 de noviembre de 2012 en el estado venezolano de Anzoátegui, en una operación conjunta entre la policía judicial de Colombia, la policía venezolana y la DEA. Fue deportado a Colombia, y en diciembre de 2013 extraditado a Estados Unidos.

Según la información del Departamento del Tesoro, Cifuentes constituyó en Huixquilucan, Estado de México, International Group Oiralih, S.A. de C.V., y entre sus múltiples operadores colombianos sólo aparece un mexicano, Alfredo Álvarez Zepeda, de Culiacán, Sinaloa.

Cifuentes fue uno de los aliados más cercanos de Guzmán Loera y habría sido blanco de una traición cuando el líder del Cártel de Sinaloa comenzó desde 2010 a negociar directamente con sus hermanos Dolly de Jesús e Hildebrando Alexander Cifuentes Villa el negocio del transporte de efedrina.

“Todo lo que he respirado y comido en mi vida ha sido el tráfico de drogas”, admitió Cifuentes durante el interrogatorio en la Corte Federal de Brooklyn; aceptó asimismo haber participado en el asesinato de Juan de Dios Rodríguez, alias El Flaco –presunto responsable de entregar los sobornos a 70 policías judiciales federales mexicanos y a Morales Lechuga–, antes de que comenzara a tener un papel relevante en el lavado de dinero de los cárteles colombianos y mexicanos.

Este texto se publicó el 23 de diciembre de 2018 en la edición 2199 de la revista Proceso.

Comentarios

Load More