La OEA aplica Carta Democrática a Nicaragua por represión contra manifestantes

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, inició este jueves el proceso para aplicar la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua ante la represión violenta de manifestantes que ya dejó al menos 325 muertos y 400 detenidos desde abril.

La Carta Democrática es un instrumento jurídico aprobado por la OEA en el año 2001 con el que se busca preservar la institucionalidad democrática en los países que forman parte de la Organización.

Su aplicación debe ser aprobada por el Consejo Permanente cuando en un país “se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.

En la práctica, iniciarán una serie de gestiones diplomáticas para que Nicaragua cese la represión de manifestantes. De fracasar, el proceso puede derivar en la expulsión del país de la OEA, coincidieron los diarios La Prensa y El Nuevo Diario de Nicaragua.

En la sesión del Consejo Permanente de este jueves, en la que se decidió la aplicación del instrumento, Luis Almagro dijo al embajador de Nicaragua, Luis Alvarado: “Quisiera aferrarme a que usted y su gobierno asuman la dignidad de asumir errores, de volver a principios que los llevaron a la democracia en Nicaragua”.

En la sesión se presentó un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuya vicepresidenta, Esmeralda Arosemena de Troitiño, se dijo preocupada por la “intensificación” de las acciones del gobierno de Nicaragua para acabar con los “últimos espacios disponibles” destinados al ejercicio de la libertad de expresión.

La funcionaria criticó las acciones gubernamentales contra medios como el canal 100% Noticias, críticos con el presidente nicaragüense, Daniel Ortega. (Con información de La Prensa y El Nuevo Diario de Nicaragua).

Comentarios