Entran en vigor nuevos salarios para burocracia: ganarán altos mandos 27% menos que con Peña

El presidente López Obrador en Palacio Nacional. Foto: Germán Canseco El presidente López Obrador en Palacio Nacional. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En la administración de Andrés Manuel López Obrador, la alta burocracia ingresará en promedio un 27% menos que durante el último año del sexenio de Enrique Peña Nieto, mientras que los enlaces, el escalón más bajo del gobierno federal, tendrán un ligero aumento de 395 pesos brutos mensuales en promedio, un 2.6% superior a lo que ganaban en junio de 2018.

El nuevo Tabulador de Sueldos y Salarios Brutos del presidente de la República y de los servidores públicos de Mando y de Enlace, que entrará en vigor a partir de mañana, establece que AMLO o un secretario de Estado ganará 13 veces más que un enlace de rango 1, mientras que en el sexenio anterior Peña Nieto ingresaba 19 veces más que su subordinado más lejano.

El salario de AMLO se eleva a 155 mil 835 pesos brutos mensuales, es decir, 66 mil 426 pesos menos que su antecesor en la presidencia, quien cobraba 222 mil 261 pesos del erario cada mes; un enlace de grado 1, por su parte, ganará a partir de mañana 12 mil 62 pesos brutos mensuales, contra 11 mil 722 pesos brutos mensuales en la administración anterior –340 pesos más–.

El documento, elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de la Función Pública (SFP), simplifica las remuneraciones de la más alta burocracia: fijó por ejemplo un salario mensual de 153 mil 140 pesos brutos a los subsecretarios, oficiales mayores y equivalentes, cuando la administración de Peña Nieto tenía seis subcategorías de salarios para estas funciones, las cuales oscilaban entre salarios de 205 mil 208 pesos a 217 mil 257 pesos.

En consecuencia, los subsecretarios y oficiales de AMLO mayores ganarán entre 52 y 64 mil pesos menos que en la administración de Peña Nieto.

El recorte a los salarios afecta de manera más pronunciada a los altos funcionarios, desde el propio presidente hasta los titulares de las Direcciones Generales Adjuntas–con reducciones de 29% al 7.42%–; deja relativamente ilesos a los directores y subdirectores de área –cuyos salarios bajarán o aumentarán ligeramente–, mientras que los jefes de Departamento y enlaces ganarán entre un 1% y 3% más.

Los nuevos salarios se aplicarán en las dependencias federales, “incluidos sus órganos administrativos desconcentrados, la Oficina de la Presidencia de la República la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal y los Tribunales Administrativos, así como para las entidades paraestatales”, de acuerdo con un oficio que la SFP y la SHCP enviaron a las dependencias el pasado 27 de diciembre.

Las reducciones a las percepciones de los altos burócratas “son el resultado de la política de austeridad republicana que permitirá, junto con otras acciones, generar ahorros para que los recursos de todos se destinen a los programas prioritarios para el desarrollo y el beneficio de la nación”, reiteró por su parte la SFP.

Se trató, según la dependencia a cargo de Irma Eréndira Sandoval, de reducir “la brecha salarial” entre los altos funcionarios y los servidores públicos que habían visto estancados sus ingresos, situación que se agudizó durante las administraciones anteriores.

Comentarios

Load More