Con chalecos amarillos, protestan en Congreso de NL por incrementos vehiculares

MONTERREY, NL., (apro).- Integrantes del Congreso Nacional Ciudadano (Conaci), que portaban chalecos amarillos, se manifestaron hoy en el exterior del Congreso de Nuevo León en contra de los incrementos a los impuestos vehiculares que impuso el Gobierno del estado en este fin de año.

Las prendas de ese color son las mismas que utilizaron recientemente ciudadanos en Francia para expresar públicamente su molestia por el alza en los precios del combustible.

Encabezados por el fundador del Congreso, Gilberto Lozano y del excandidato independiente a la alcaldía regia, Pedro Rodríguez, un centenar de inconformes manifestó su desacuerdo por el incremento en un 40% en el pago del refrendo, contemplado en la Ley de Hacienda del 2019 que recientemente avalaron los diputados locales.

Hubo incrementos similares en la licencia de conducir, así como la reposición de tarjeta de circulación y de placas.

Con pancartas de reproche, en la explanada de la sede legislativa, y en lo que señalaron que fue el inicio de un movimiento de resistencia civil, los presentes leyeron un texto en el que externaban su inconformidad por estos aumentos que atentan contra la economía de los ciudadanos.

“Solicitamos sean vetados los aumentos de derechos vehiculares para 2019. Superan por mucho la inflación del año 2018. Es claro que el presupuesto de egresos record que fue aprobado por la impresentable cámara de diputados dista mucho de la satisfacción de los ciudadanos de Nuevo León”, se leyó en uno de los documentos.

En el lugar se explicó que los chalecos amarillos fueron usados en esta ocasión como un símbolo mundial que representa la lucha ciudadana contra los incrementos, como ocurrió en Francia.

Luego de manifestarse en el Congreso, los integrantes del Conaci caminaron hasta el Palacio de Gobierno y llegaron hasta el recibidor de la oficina del mandatario Jaime Rodríguez, aunque no concretaron la cita que con él demandaban.

Los manifestantes anunciaron que regresaran a protestar al Palacio a partir del 2 de enero, hasta que sea revertida el alza de estas cargas impositivas.

La manifestación de hoy fue el inicio de una protesta similar a la que ocurrió el 5 de enero del 2017, cuando centenares de ciudadanos se manifestaron en el exterior del palacio de Gobierno de Nuevo León, por incrementos generalizados.

En esa ocasión hubo destrozos a vitrales centenarios y saqueo en tiendas, lo que ocasionó que decenas de personas fueran detenidas.

Pedro Rodríguez Fufito, quien convocó a aquella manifestación por la que todavía tiene un proceso abierto, se abstuvo de trasladarse del Congreso a Palacio, para evitar que su presencia fuera interpretada como una provocación.

El activista quien participó en la convocatoria para la protesta de hoy pidió a los demás integrantes de los diversos colectivos que sean cautelosos en la manifestación masiva que es convocada para el próximo 5 de enero del año entrante en la sede del Poder Ejecutivo, debido a que aún está fresca en la memoria ciudadana la jornada de violencia que se vivió ahí hace dos años.

“Hago un llamado a los diferentes grupos, colectivos y activistas, a cámaras empresariales y estudiantes a que formen un solo bloque, dejando de lado los egos, que bajen sus propias banderas y que levanten solo una, la de Nuevo León y así enviaremos un mensaje fuerte”, expuso el fundador del organismo Ciudadano Empoderado.

También pidió cautela con el uso de los chalecos amarillos, pues en Francia, si bien su uso presión al gobierno, representan un símbolo de anarquía, lo que representa despreciar la ley.

Comentarios

Load More