Piroctecnia y asadores de carne provocan contingencia en Monterrey

Desde las 21:00 horas del 31 de diciembre se observó un incremento en la concentración de las partículas con impurezas en la capital de Nuevo León. Foto: Twitter Desde las 21:00 horas del 31 de diciembre se observó un incremento en la concentración de las partículas con impurezas en la capital de Nuevo León. Foto: Twitter

MONTERREY, N.L. (apro).- La pirotecnia y el encendido de asadores con carbón para las carnes asadas ocasionó que durante el fin de año fuera activada la contingencia ambiental por mala calidad del aire en la Zona Metropolitana de Monterrey.

La alerta fue retirada el martes, informó hoy el gobierno de Nuevo León.

Las diferentes estaciones de monitoreo ubicadas en el área citadina, donde se concentra el 90% del total de los casi 5 millones de habitantes del estado, indicaron que había una concentración de partículas menores (PM) a los 2.5 micrómetros en el área.

Este factor fue provocado por el empleo masivo de pirotecnia, como se acostumbra al finalizar el año, y el encendido de asadores con carbón para guisar carne, una práctica tradicional en los hogares de Nuevo León para las ocasiones de festejo.

Desde las 21:00 horas del 31 de diciembre se observó un incremento en la concentración de las partículas con impurezas, tendencia que se mantuvo durante todo el día.

Fue la estación de San Nicolás, vecino de Monterrey al norte, la que registró el Índice Metropolitano de Calidad del Aire (IMECA) más alto con 294 puntos para PM 2.5, polución proveniente del material combustible que quemaron los regiomontanos en el último día del año.

Estas prácticas, aunadas a la baja velocidad del viento provocada por la estabilidad atmosférica y a la inversión térmica, ocasionaron las concentraciones de los contaminantes que arrojaron condiciones de calidad de aire extremadamente malas.

Por ello, durante el día primero del 2019, se recomendó a la población evitar la quema de más material como carbón, leña, basura y pirotecnia, y limitar las actividades al aire libre, principalmente a los grupos sensibles de la población, como niños, adultos mayores y personas con padecimientos respiratorios y cardiovasculares.

Se pidió a los ayuntamientos y a las autoridades federales que monitorearan las actividades de las empresas, y que verificaran que utilicen sus respectivos equipos anticontaminantes.

Este martes 1 de enero la contingencia fue desactivada por incremento en la velocidad del viento y precipitaciones pluviales, lo que ocasionó la dispersión de los contaminantes y mejora en las condiciones de la calidad del aire.

La Secretaría de Desarrollo Sustentable del Gobierno de NL informó que la alerta fue retirada debido a que hubo una tendencia a la baja de partículas menores a 10 y 2.5 micrómetros.

“Esta Secretaría agradece a los representantes de cámaras, funcionarios de gobierno, industria, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanía en general que colaboraron difundiendo el aviso y siguiendo las recomendaciones de las medidas emitidas. El Gobierno del Estado informará puntualmente cualquier modificación en las condiciones actuales, así como las medidas a tomar”, señala la notificación estatal.

Comentarios

Load More