En juicio de El Chapo, “El Vicentillo” involucra a Sedena y EMP en tiempos de Calderón y Fox

Vicente Zambada Niebla. Foto: Especial. Vicente Zambada Niebla. Foto: Especial.

NUEVA YORK (apro).- Jesús Vicente Zambada Niebla, El Vicentillo, declaró bajó juramento que su padre, Ismael El Mayo Zambada García, tenía “en el bolsillo” a Humberto Eduardo Antimo Miranda, oficial mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio de Felipe Calderón, y al escolta personal del expresidente Vicente Fox, coronel Marco Antonio de León Adams.

Al reiniciarse el juicio en contra del narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán Loera, en la Corte Federal del Distrito Este, en el barrio de Brooklyn, El Vicentillo narró detalles para poner a militares al servicio de los capos del Cártel de Sinaloa.

Durante la audiencia número 22 del juicio contra El Chapo, la primera de 2019, Zambada Niebla relató un encuentro que su padre tuvo a principios de 2007 con el general Humberto Eduardo Antimo Miranda, en ese momento oficial mayor de la Sedena.

“Al general Antimo lo llevé a Culiacán a conocer a mi papá, era un general, oficial mayor de la Secretaría de la Defensa”, inició El Vicentillo, en respuesta a los cuestionamientos de la fiscalía que acusa a Guzmán Loera de narcotráfico y lavado de dinero.

“Se reunió con mi papá, me lo llevó ‘el licenciado’ Carlos, había rumores de que otros generales se estaban poniendo al servicio de Arturo Beltrán Leyva, Los Zetas y los Carrillo Fuentes”, indicó el testigo protegido del Departamento de Justicia, citado a testificar en contra del sinaloense en Brooklyn.

El hijo de El Mayo manifestó que, en esos años, al inicio del sexenio de Felipe Calderón, el Cártel de Sinaloa estaba en dificultades con Arturo Beltrán Leyva y sus hermanos, Héctor y Alfredo. Que este narcotraficante, en su disputa con El Mayo Zambada, El Chapo y demás líderes de la organización criminal, se había aliado con los Beltrán Leyva, Los Zetas y el Cártel de Juárez, dirigido por Vicente Carrillo Fuentes.

“El general Antimo le dijo a mi papá que Arturo, Los Zetas y los Carrillo Fuentes estaban buscando a otros generales para pedirles que atacaran a mi papá, a mi compa ‘Chapo’… a los generales les querían mandar dinero para que nos detuvieran”, acotó.

Destacó que en el supuesto encuentro en Culiacán, Sinaloa, Antimo Miranda, general de división diplomado del Estado Mayor (EMP), le dijo que él y otros generales habían decidido que estarían del lado de El Mayo y El Chapo.

“Platicaron como unas cinco horas, le dijo a mi papá que le avisaría de cualquier información de los Arturo, Los Zetas y los Carrillo Fuentes. Mi papá le dijo que le daría una mensualidad. En ese momento le dio 50 mil dólares y que recibiría 50 mil dólares mensuales”, declaró El Vicentillo, también acusado en Estados Unidos de narcotráfico y lavado de dinero como integrante de la cúpula de mando del Cártel de Sinaloa.

En un comunicado de prensa, la Sedena informó el 1 de abril de 2008 que, con fundamento en el artículo 25 de la ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas, el general Antimo Miranda, a partir de esa fecha, “pasaba a situación de retiro por cumplir la edad límite en su jerarquía”.

La fiscalía no se conformó con el caso del exoficial mayor de la Sedena y cuestionó a El Vicentillo sobre el “coronel Adams”.

“Era amigo de mi papá”, dijo con soltura el primogénito de El Mayo Zambada al referirse al coronel Marco Antonio de León Adams, jefe de la guardia personal del expresidente Vicente Fox Quesada.

“Era contacto de mi papá. En 2001 era el encargado de la seguridad (Estado Mayor Presidencial) del presidente Fox”, recalcó.

El testigo sostuvo que él y su padre se reunieron con el coronel en varias ocasiones en la Ciudad de México, “para pasarle información (a El Mayo) sobre operativos que se iban a realizar para ubicar a mi compa ‘Chapo’ (en ese momento recién fugado de la prisión de alta seguridad de Puente Grande, Jalisco). Yo me reuní con él en el restaurante El Lago de Chapultepec”, apuntó El Vicentillo.

La fiscalía quiso saber si al coronel lo conocían en el Cártel de Sinaloa por algún nombre, apodo o código.

“Cuando por radio o teléfono hablábamos sobre él, le decíamos ‘El Chicle’… porque en México había una marca de Chicles Adams (Chiclets Adams)”, explicó.

Zambada Niebla involucró al coronel De León Adams con un rescate de El Chapo que hicieron él y su padre, e indicó que por información que les dio El Chicle sacaron a Guzmán Loera de Tepic, Nayarit, a bordo de un helicóptero de su propiedad, y lo llevaron a Culiacán.

El integrante de la escolta de Fox presuntamente les informó que habría una operación en esa ciudad nayarita para ubicar y capturar a El Chapo.

El hijo de El Mayo no pudo decir a la fiscalía a cuánto ascendía el pago mensual que su padre daba al “coronel Adams”, porque eso lo manejaba personalmente su progenitor.

En términos generales, Zambada Niebla afirmó que entre 2001 y 2008 el Cártel de Sinaloa gastaba más de un millón de dólares mensuales para pagar a militares, políticos, funcionarios públicos, y policías federales estatales y municipales.

Antes de hablar de los militares, El Vicentillo aclaró que el expresidente Vicente Fox no tuvo nada que ver con la fuga del El Chapo de Puente Grande, Jalisco, como en su momento reportaron los medios de comunicación.

Comentarios

Load More