Quitan escoltas y vehículos asignados a Eruviel Ávila y Onésimo Cepeda

TOLUCA, Edomex (apro).- Dieciocho policías municipales de Ecatepec, asignados como escoltas del ahora senador Eruviel Ávila y del obispo Onésimo Cepeda, fueron retirados de ese servicio y reintegrados a la corporación.

La decisión fue tomada por el alcalde de extracción morenista Fernando Vilchis, quién también instruyó el retiro de cuatro vehículos oficiales que el exgobernador y el prelado tenían a su disposición: una camioneta Ford pick up F150, un Nissan Tsuru y dos camionetas Nissan pick up NP300.

De acuerdo con Vilchis, garantizar seguridad pública es parte importante de su programa de gobierno, y en esa estrategia la policía municipal será una de las herramientas clave para servir a los habitantes de la demarcación más insegura del país.

“Los más de dos mil policías con los que cuenta el municipio deberán velar exclusivamente por la seguridad de Ecatepec”, enfatizó.

Tras descubrir –durante el proceso de entrega-recepción– la asignación de los servidores públicos a la custodia de Ávila Villegas y Cepeda Silva, Vilchis Contreras ordenó la reincorporación de los 18 policías a sus funciones operativas, por lo que ahora deberán realizar labores de patrullaje.

Desde el pasado 1 de enero, el alcalde también prometió continuar con la revisión exhaustiva de todas las áreas de la administración municipal, desde el personal hasta los bienes, para levantar un diagnóstico profundo y detectar posibles actos de corrupción e ilegalidad, con el fin de acabar con esos abusos y entregar cuentas claras a los ciudadanos para que conozcan el manejo de los recursos públicos en las anteriores administraciones.

Comentarios