Transportista de Monterrey afirma que PGR no encontró combustible robado en sus instalaciones

MONTERREY, NL (proceso.com.mx).- “Nuestras instalaciones fueron cateadas por una supuesta denuncia anónima de operar con diésel robado, pero tras el operativo de las autoridades federales “no se encontró problema alguno”, informó a Proceso un directivo de Grupo Tuesa.

Hernán Gabriel Martínez Leal, director de Tuesa, empresa que opera diversas rutas de transporte público en la zona metropolitana de Monterrey, contactó a Proceso para aclarar que su empresa “compra hasta el último litro a distribuidores de Pemex”

El pasado 31 de diciembre Proceso publicó el reportaje titulado “En el Noreste otra mafia ordeña a Pemex”, en el cual se menciona que “La PGR cateó terminales de las rutas urbanas locales 70,71,92, 93 y 223 del Grupo Tuesa”.

“La nota es correcta, ningún problema por ese lado. Nuestras instalaciones fueron cateadas por una supuesta denuncia anónima, pero no se encontró problema alguno en el combustible que nosotros compramos”, precisó Martínez Leal.

“En fechas anteriores se habían presentado este tipo de operativos en otras rutas”, agregó.

“Hasta el último litro se compra a un distribuidor de Pemex que cuenta con todos sus permisos y acreditaciones en regla. En todo caso, sin excepción, se compra con factura”, dijo el directivo de Grupo Tuesa.

Las instalaciones que fueron cateadas fueron habilitadas horas después “y se encuentran operando sin problema alguno desde entonces”.

El directivo puso a disposición de Proceso copia del acuerdo de devolución de inmueble, donde se menciona que no encontraron combustible robado.

“Entendemos la problemática y seguiremos estando dispuestos a colaborar con cualquier autoridad para ayudar a que este problema se elimine. Si algo nos perjudica, y más actualmente, es el precio altísimo del diésel, nuestro principal insumo, y muy buena parte de ese precio está directamente relacionado con ineficiencias y corrupción”, concluyó Martínez Leal.

Comentarios