Hay gasolina suficiente; el desabasto es por ajustes para evitar huachicoleo: López Obrador

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que el desabasto de gasolinas en el país se está magnificando, al asegurar que existe gasolina suficiente y que la falta de combustible en algunas regiones se debe a los ajustes para evitar el robo del hidrocarburo.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario insistió en la defensa de su plan, consistente en dejar de transportar temporalmente gasolina por ductos y hacerlo con pipas, cuyo robo dijo disminuir de mil 100 pipas diarias a un promedio de 100, es decir, una disminución superior al 90%.

El mandatario reiteró que su gobierno está operando un cambio en el sistema de distribución y advirtió que de ser necesario se cambiará por completo

“Estamos cambiando el sistema de distribución, por eso en algunos puntos se ha padecido desabasto, pero tiende a la normalidad, porque estamos aplicados de tiempo completo a que no haya problema de abasto de combustible.

“Les puedo decir que tenemos gasolina suficiente, no hay problema de desabasto, lo que estamos cuidando es la distribución, no abrir los ductos para que no haya fugas, estamos abriendo con cuidado los ductos y esto significa que haya vigilancia del personal especializado”, explicó.

Refuerza vigilancia

Según el presidente de México, hoy se reforzará el plan de vigilancia con 900 elementos del Ejército para un total de cuatro mil inmersos en los operativos, y aseguró que el abasto se normalizará en breve.

En respuesta a los cuestionamientos de reporteros sobre el tema, consideró que sus adversarios y lo que denomina “prensa fifí”, abordaron el tema el fin de semana, “le subieron el volumen”, pero insistió en que ha tomado el control de la distribución y su objetivo es resolver el robo de combustible.

Además, hizo un llamado a quienes veían el robo y comercialización de combustible como forma de vida, a acogerse a los programas sociales que esta semana iniciarán en todo el país, e inclusive, se refirió a las protestas que en algunas zonas se han encausado contra los operativos militares.

“Aprovecho para hacer un llamado a quienes veían esta actividad como una manera de obtener ingresos para la sobreviviencia (…):

“Les digo que esos ingresos que se obtenían por la vía ilegal, toda esa economía informal, ahora tiene como alternativa una economía legal formal, que es el hecho de que puedan inscribirse los jóvenes y tener su trabajo como aprendices, y que el que quiera poner un pequeño negocio cuenta con crédito barato y que se va a apoyar con becas a todos los estudiantes y habrá opciones de empleo y bienestar”.

López Obrador fue esquivo en identificar a quienes, en días pasados, dijo que presionaban para evitar los operativos, sostuvo que no existen amenazas concretas a funcionarios ni instalaciones estratégicas, y añadió que aun cuando las hubiera no serviría de nada pues mantendrá su plan.

Además, se abstuvo de adelantar resultados sobre la investigación de corrupción de funcionarios en Pemex, pues sigue en curso.

No obstante, expuso que la presión es porque el robo continúa, pues apenas abren una válvula y empieza la detección de fugas, describiendo como “un sistema paralelo” al de Pemex, de distribución de combustible, que se permitió a través de los años y que ahora intenta eliminar.

Sobre la duración de los cortes en el transporte por ductos, advirtió que será por el tiempo que sea necesario, pero que se reestablecerá una vez que se elimine el robo.

“Yo estoy seguro de que vamos a resolver el problema del desabasto en algunos puntos, porque también no es en todo el país, nada más que sí se ha magnificado…

“¿Cuánto tiempo nos puede llevar? Va a depender, a ver quién se cansa primero. Los que se roban el combustible o nosotros. Les mando decir que soy perseverante. Ya dijimos: se acaba la corrupción y sabemos que no va a ser fácil pero no vamos a flaquear.”, admitió.

 

Comentarios