Gobierno sonorense estima en 984 mdp las pérdidas agrícolas por bajas temperaturas

HERMOSILLO, Son. (apro).- El gobierno estatal dio a conocer que los frentes fríos y tormentas invernales que se registraron a finales de 2018 y principios de este año dejaron daños por 984 millones de pesos y 11 mil hectáreas de cultivo siniestradas.

Ante tal situación, las autoridades enviarán una solicitud a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) para que declare Zona de Desastre a los municipios sureños de los valles del Yaqui y El Mayo.

Y es que las afectaciones por el mal clima se extendieron sobre los cultivos de maíz, papa, frijol, calabaza y tomatillo, en etapa crítica de desarrollo.

A la reunión para cuantificar las pérdidas asistieron los secretarios de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, y de Agricultura estatal, Jorge Guzmán Nieves, así como el vocal ejecutivo de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Sergio Ávila Ceceña, y el coordinador estatal de Protección Civil, Alberto Flores Chong.

Guzmán Nieves informó a la gobernadora Claudia Artemisa Pavlovich Arellano que se acordaron acciones con los productores de los valles del Yaqui y El Mayo, y con quienes tuvieron pérdidas totales tras las heladas.

Estos últimos, dijo, serán apoyados para que las aseguradoras les retribuyan la indemnización inmediata correspondiente, con el fin de que los agricultores puedan restablecer sus cultivos. Y, de aprobarse la declaratoria de Zona de Desastre, accedan también a programas de rescate.

“Con la ayudad de la federación nosotros podemos lograr activar algunos programas como el de Empleo Temporal y otros que puedan ayudar a los productores a mitigar el impacto económico por estos daños experimentados”, expresó el funcionario estatal.

El próximo viernes 11, Víctor Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura federal, visitará la entidad para recibir la información precisa del impacto sufrido en territorio sonorense a consecuencia de las bajas temperaturas.

El pasado domingo 6, la Coordinación Nacional de Protección Civil emitió una declaratoria de emergencia para 38 municipios de Sonora debido a las “heladas” y “severas nevadas” que se registraron entre la última semana de 2018 y los primeros días de 2019.

Se declaró en emergencia a Álamos, Bacanora, Bácum, Banámichi, Carbó, Divisaderos, Huásabas, Opodepe, Quiriego, Rayón, Rosario, San Pedro de la Cueva, Suaqui Grande, Tepache, Ures y Villa Hidalgo, por la presencia de “helada severa” del 30 de diciembre de 2018 al 1 de enero de este año.

Por su lado, los municipios de Arizpe, Bacadéhuachi, Cucurpe, Granados, Magdalena, Moctezuma, Nácori Chico y Nacozari de García entraron en contingencia por la “helada severa” que se registró del 30 de diciembre de 2018 al 1 de enero, y “nevada severa” el 2 de enero.

En Agua Prieta, Bacerac, Bacoachi, Bavispe, Benjamín Hill, Cananea, Cumpas, Fronteras, Huachinera, Imuris, Naco, Nogales, Santa Ana y Santa Cruz, por la “nevada severa”, también el 2 de enero.

Con esta declaratoria solicitada por el gobierno del estado se activaron los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden), con el objetivo de que las autoridades cuenten con recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de la población afectada.

El pasado viernes 4, el Ejército mexicano también activó el Plan DN-III para la zona norte y oriente, específicamente en: Nogales, Ímuris, Cananea, Caborca, San Luis Río Colorado, Sonoyta y las comunidades contiguas a la carretera federal México 02 que conecta Agua Prieta, Sonora, con Janos, Chihuahua.

Comentarios