Con modificaciones y enmiendas aprueban presupuesto por más de 25 mmdp en Morelos

La sesión en la que se aprobó el presupuesto 2019 en Morelos. Foto: Tomada de Twitter @MorelosCongreso La sesión en la que se aprobó el presupuesto 2019 en Morelos. Foto: Tomada de Twitter @MorelosCongreso

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Una mayoría de diputados opositores al gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo aprobó esta madrugada el presupuesto por 25 mil 699 millones 963 mil pesos para el ejercicio 2019, así como la Ley de Ingresos, con una serie de modificaciones y enmiendas que acotan el margen de maniobra del exfutbolista y ahora gobernador, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

La propuesta final plantea que se ejercerá un presupuesto por 25 mil 699 millones 963 mil pesos y sufrió serias modificaciones que se entienden como duros golpes de la oposición, paradójicamente encabezada por los diputados de Morena, uno de los partidos que llevó al exseleccionado mexicano a la gubernatura.

No sólo fue que el gobierno de Blanco Bravo tuvo que esperar hasta este 9 de enero para obtener un presupuesto que debió ser aprobado el 30 de diciembre, sino que además, el reemplacamiento anunciado por el gobierno estatal fue desechado, además de la concesión a un particular del servicio de recolección de basura de todos los municipios por 30 años.

También se incluyeron en la distribución de las partidas municipales a tres de los cuatro municipios indígenas creados por la anterior administración, en este caso Coatetelco, Xoxocotla y Hueyapan, cuyos pobladores estuvieron en la sesión que fue convocada para el martes a las 19 horas y que se extendió hasta esta madrugada.

Los 15 diputados que han conformado el grupo opositor a Blanco Bravo pertenecen a los partidos de Morena, del Trabajo, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza, Social Demócrata, Humanista y de la Revolución Democrática. Sólo cinco diputados se mantienen en apoyo al gobierno del estado: el presidente de la mesa directiva, Francisco de Jesús Sotelo Martínez, de Morena; la priista Rosalina Mazari Espín, presidenta de la Comisión de Hacienda; y los legisladores Dalila Morales Sandoval, Andrés Duque Tinoco y Maricela Jiménez Arismendi.

La sesión extraordinaria fue encabezada por la vicepresidenta en funciones de la mesa directiva, la diputada de Nueva Alianza, Blanca Nieves Sánchez Arano, quien asumió la responsabilidad ante la ausencia de Sotelo Martínez, legislador con la responsabilidad y facultad legal para convocar a la sesión. Algunos funcionarios han advertido que este puede ser un argumento jurídico para controvertir el presupuesto aprobado.

Entre las modificaciones destaca que de 400 millones de pesos, el presupuesto del Legislativo pasó a 528 millones de pesos, pese a que el Congreso pasó de 30 a 20 diputados en esta legislatura. En tanto que los otros dos poderes obtuvieron presupuestos por tres mil 269 millones 377 mil pesos para el Ejecutivo, mientras que el Judicial obtuvo 647 millones 635 mil pesos.

Otras modificaciones que realizaron los legisladores opositores a Blanco Bravo, son aquellas que le impiden a partir de ahora hacer transferencias discrecionales del presupuesto, lo que lo obliga a solicitar la aprobación del Congreso para cada una de ellas, lo que se podría traducir en una parálisis gubernamental. Además, desde ahora el gobierno estatal no puede hacer enajenación de bienes inmuebles pertenecientes a la entidad, sólo podrán hacerse con previa autorización del Legislativo.

Pero además, el presupuesto fue modificado en los montos asignados a distintas dependencias, particularmente aquellas en las que figuran personajes incondicionales de Blanco Bravo. Por ejemplo, el brazo derecho del gobernador, el jefe de la oficina de gobierno, José Manuel Sanz Rivera, habría solicitado un presupuesto de 221 millones de pesos, pero sólo le asignaron 33 millones de pesos.

En tanto que la Secretaría de Administración, a cargo de Mirna Zavala Zúñiga, solicitó 116 millones de pesos, pero sólo le fueron asignados 81.5 millones de pesos; igualmente pasó con la Secretaría de Hacienda, ocupada por Alejandro Villarreal Gasca, pidió 228 millones de pesos, pero le recortaron hasta sólo asignarle 97 millones de pesos.

El debate por la aprobación del presupuesto llegó a tales extremos en días pasados que Cuauhtémoc Blanco advirtió en entrevista con los medios de comunicación que si no se aprobaba “podrían despertar al dragón”, como una especie de amenaza. Los legisladores tomaron la advertencia con jocosidad, pues en respuesta algunos de ellos dijeron que en ese caso, ellos “traerían a Goku”.

Comentarios

Load More