PGJ-CDMX de Mancera maquilló cifras para bajar índices delictivos, acusa Godoy

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En los últimos dos años, la Procuraduría General de Justicia de la administración de Miguel Ángel Mancera en la capital “maquilló” de manera deliberada las cifras para bajar los índices delictivos, aseguró la actual procuradora, Ernestina Godoy.

En conferencia para dar a conocer su programa de trabajo, aseguró que al revisar la información que generó la dependencia que encabezaron Rodolfo Ríos y Edmundo Garrido en el lapso mencionado, “encontramos un sistema informático donde se le daba un manejo faccioso a la información, se manipulaban las cifras para mostrar disminución en las estadísticas criminales”.

La funcionaria explicó que personal de la dependencia descubrió que de 13 mil carpetas de investigación que estaban clasificadas como denuncia de hechos, analizaron cinco mil, de las cuales tres mil 200 estaban mal catalogadas.

Respecto a las cifras de homicidios, enfatizó el maquillaje al decir que detectaron que alrededor de 55 homicidios no fueron reportados como tal, sino solo como denuncia de hecho.

Peor aún ocurrió en el delito de violación o abuso sexual. “Tenemos casos más escandalosos, como puede ser el tema de violación. Lo tienen como denuncia de hechos, luego lo pasaron como abuso, como hostigamiento y cuando lo lees, es violación.

Las consecuencias de tal situación, dijo, es que “no se tiene la información real y, por lo tanto, no hay toma de decisiones. Es una simulación, un engaño a la ciudad buscando decir que habían bajado los índices delictivos”.

De acuerdo con la exdiputada, en el mecanismo de “maquillar” las cifras participaban “desde las agencias del Ministerio Publico y quienes estaban a cargo de la sistematización, la Dirección de Política Criminal, donde los clasificaban mal, deliberadamente mal. Ya no están, pero estamos investigando”.

Sólo resuelven uno de cada 10 delitos

La titular de la PGJ- CDMX, Ernestina Godoy, destacó que recibió la dependencia con un serio retraso en la capacidad de resolver delitos, al grado de que sólo uno de cada 10 que se cometen llegan al final del proceso de procuración de justicia.

La causa: la mayoría de las carpetas de investigación quedan rezagadas, los delitos prescriben por el tiempo de espera o son enviados al no ejercicio de la acción penal.

Según la funcionaria, cada mes se inician cerca de 22 mil carpetas de investigación en las fiscalías de las 16 alcaldías. De ese total, en 18 mil no se ejerce acción penal y solo 10%, es decir, cerca de 2 mil, son judicializadas y llegan a una solución. Únicamente en Iztapalapa existen unas 2 mil 200 carpetas rezagadas, calculó.

Estadísticas de la Procuraduría indican que 26% de los delitos denunciados son de alto impacto, por ejemplo, homicidios dolosos, lesiones y robos con violencia.

Ernestina Godoy dijo que, como parte de su programa de trabajo, buscará hacer más rápida y eficiente la investigación de este tipo de delitos y evitar la “judicialización” de los de bajo impacto con salidas alternas y procedimientos abreviados de los servidores públicos encargados de investigar.

Además, calculó que en dos meses pondrá en marcha un programa piloto de atención en tres agencias del Ministerio Públicos para levantar denuncias, con el objetivo de reducir los tiempos de atención y evitar la revictimización de las víctimas. Las alcaldías donde podría echarse a andar son Iztapalapa, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Benito Juárez.

La exdiputada comentó que, con ayuda de la Agencia de Innovación Digital, realizan una plataforma que facilite la denuncia y ayude a abatir los tiempos de atención, pues ahora el promedio es de seis horas, cuando existen fiscalías, como la de Chihuahua, en que ese servicio se hace en 17 minutos.

Al inicio de la administración de Miguel Ángel Mancera, su amigo y exsecretario particular, Rodolfo Ríos fue nombrado titular de la PGJ-CDMX. El 24 de junio de 2017 renunció a la dependencia y el mandatario local nombró a Edmundo Garrido, quien encabezó la dependencia hasta el 4 de diciembre de 2018.

 

Comentarios