“Delacroix” fascina en el MET de Nueva York

Delacroix, en el MET de Nueva York. Foto: Niza Rivera Delacroix, en el MET de Nueva York. Foto: Niza Rivera

NUEVA YORK, NY (apro).- Tras comprar los boletos de entrada en el Museo de Arte Metropolitano (The MET), la mayor parte de la gente se dirigía al segundo piso del recinto, ya sea preguntando o con ayuda de un mapa, tomando en cuenta la fortuna de que verían la retrospectiva de Eugene Delacroix (1798-1863), la primera sobre el pintor en este lugar y registrada como la primera en el continente americano, misma que cruzó el océano luego de mostrarse el año pasado en el Museo Louvre de Paris, donde batió récord.

Muchos de los asistentes dejaban para segunda sala de visitas otras joyas del MET, ya fuera de muestra temporales con obras de Jackson Pollock como “Epic abstraction: Pollock to Herrera”, “Art of Native America”, “Armenia!” –las tres aún en exhibición–, hasta las salas exclusivas de arte egipcio, europeo y medieval que hacen inconfundible este museo de la 5° Avenida (pues también cuenta con las sedes Met Breuer y Met Cleusters).

La retrospectiva, que culminó el 6 de enero, intitulada sólo Delacroix, contempló una revisión de 155 obras entre dibujos, pinturas y manuscritos sobre el autor de La libertad guiando al pueblo (1830), una de las piezas emblemáticas a nivel mundial, y representativas del pueblo galo, que nada más se puede ver en el Louvre, que le impide salir; tan clave es para el recinto, que en julio del año pasado, cuando el Louvre montó esta misma retrospectiva (con 180 obras en total), batió récord de visitas al registrar 540 mil personas en cuatro meses, sólo para una muestra temporal

: Self-portrait in a Green Vest. 1837. Musée du Louvre, Paris, Département des Peintures, Gift of Madame Zélie Duriez de Verninac through Pierre Andrieu, 1872)
: Self-portrait in a Green Vest. 1837. Musée du Louvre, Paris, Département des Peintures, Gift of Madame Zélie Duriez de Verninac through Pierre Andrieu, 1872)

En el MET, el apellido del pintor –en gran formato– resaltó en finas líneas blancas sobre el tono azul petróleo de las paredes de la sala de exposición temporal; en ellas se presentó una visión cronológica sobre la carrera de Delacroix concebida a partir de la visión del Metropolitano en tres fases:

  • De 1822 a 1834, etapa dominada por la sed de novedad, fama

y libertad.

  • De 1835 a 1855, marcada por el esplendor de sus murales y la gloria de su exposición retrospectiva en 1855.
  • Y los años hasta su muerte en 1863, testigos de su creciente interés por el paisaje y el papel creativo de la memoria.
: The Shipwreck of Don Juan, 1840. Musée du Louvre, Paris, Département des Peintures, Paris, Gift of Adolphe Moreau, 1883.
: The Shipwreck of Don Juan, 1840. Musée du Louvre, Paris, Département des Peintures, Paris, Gift of Adolphe Moreau, 1883.

Entre líneas de grandes pintores como las de Vincent van Gogh, donde se leía: “Lo que encuentro tan fino sobre Delacroix es precisamente su vivacidad  de las cosas, la expresión y el movimiento, que están completamente más allá de la pintura”, los visitantes pudieron ver piezas emblemáticas como: Male academy figur: Half-length (1818-1820), Head of an Old Greek Woman (1824), wild horse felled by a tiger (1828), Greece on the Ruins of Missolonghi (1826), Christ on the cross (1835), Self-portrait in a green vest (que dio vida al cartel de Delacroix), The Shipwreck of Don Juan (1840), Chris on the lake of Genesareth (1841), The abduction of Rebecca (1846), Lion Hunt sketch (1854), y Lion Hunt (1855), entre muchas más.

El costo por haber visto a Delacroix fue de 25 dólares, tarifa fija que el MET implementó desde marzo de 2018 en lugar del “pay as you wish” (paga lo que desees) para todos los turistas, luego de un acuerdo de diversos estudios en torno a solvencia económica. Estudiantes y residentes del estado de Nueva York pagan sólo 12 dólares.

Comentarios

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Load More