Reportan hasta 70% de desabasto de gasolina en el centro y el poniente de la ZMG

GUADALAJARA, Jal. (apro).- El desabasto de combustible en el centro y poniente de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) aumentó a un 70%, mientras que en el oriente, sur y norte de la ciudad solo se reporta una carencia de 30%.

De acuerdo con información del gobierno del estado este día llegaron 44 mil barriles, que cubren el “70% de las necesidades”.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Empresarios (Amegas) en el área metropolitana de Guadalajara, existen 500 gasolinerías, que requieren 60 mil barriles por día, equivalentes a 10 millones de litros, en proporciones de 60% Magna, 10% Premium y 30% Diésel. Esto significa que realmente solo se cubre un 66%, no el 70, como asevera el ejecutivo.

La autoridad explicó que el desabasto en las estaciones de servicio de la zona centro-poniente se debe a que “la capacidad de surtido de la terminal de Zapopan tiene la mitad de capacidad de surtido que la de El Salto”.

Indicó que “junto con el personal de PEMEX estamos trabajando para reasignar prioridades y balancear esta zona. Se recomienda a la población que se desplace más a la zona del oriente y sur, porque está más surtida”.

En el interior del estado, existen otras 500 gasolineras, que requieren de 30 mil barriles. Allá, el desabasto es de un promedio de 30%, sobre todo en los municipios más alejados como los que se ubican en Sierra de Amula, en el Norte, y Sureste, y algunos de región Lagunas, debido a la lejanía del puerto de Manzanillo, lugar en que se abastecen pipas.

En este momento el 10% de los empresarios del sector enviaron sus pipas directamente a Manzanillo, pero “el sistema general está topado”, mencionó el ejecutivo.

Según el gobierno del estado, “el sector productivo, particularmente el comercio al menudeo, empieza a presentar retrasos en entregas de productos para surtir en tiendas”, pero asevera que “los servicios públicos no presentan irregularidades”.

Sin embargo, esta reportera platicó con policías estatales quienes revelaron que varias patrullas tuvieron que dejar de vigilar, mientras que a otros, les pidieron que permanecieran estacionados, ante la falta de combustible.

En la ciudad, es común que durante el fin de semana el tráfico esté más saturado, sin embargo, la vialidad luce fluida.

Un chofer de transporte público de la ruta 629 comentó “toda la semana ha estado tranquilo el tráfico, yo pensé que como ya iban a regresar a la escuela, iba a estar complicado, pero no”.

Además, aseguró que ningún camión ha tenido que parar por falta de combustible. “Es que nosotros surtimos diésel, y de ese sí hay”, refirió.

Comentarios