Juez dicta prisión preventiva a los tres implicados en el crimen del periodista Alejandro Márquez

Jesús Alejandro Márquez Jiménez desapareció el 30 de noviembre y su cuerpo fue hallado sin vida un día después. Foto: tomada de Twitter Jesús Alejandro Márquez Jiménez desapareció el 30 de noviembre y su cuerpo fue hallado sin vida un día después. Foto: tomada de Twitter

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El juez de Control Guillermo Romero Ríos dictó prisión preventiva a los tres implicados en el asesinato del periodista y excandidato a regidor por Morena, Alejandro Márquez.

Se trata de Patricia Betancourt, exdirectora de Tránsito de Nayarit; Santos Román Sánchez Muñoz, dueño del restaurante Mister Camarón, y Luis Alberto Hernández, ambos empleados de la dependencia.

Durante una audiencia realizada en el Centro Regional de Justicia Penal en Tepic, los detenidos conocieron las acusaciones que la Fiscalía General de Nayarit presentó en su contra.

En la comparecencia se detalló que el 30 de noviembre pasado, Sánchez Muñoz y Luis Alberto Hernández llevaron al reportero a un cañaveral cercano al Aeropuerto Amado Nervo de Tepic, donde el restaurantero –acusado de homicidio calificado– accionó en dos ocasiones su arma de fuego contra el comunicador, a quien previamente le pidió que se hincara.

Y es que presuntamente Alejandro Márquez, dueño y reportero del Orión Informativo, así como excandidato a regidor en Tuxpan, en 2017, habría cobrado la cantidad de 30 mil pesos a Santos Román para no divulgar detalles sobre ilícitos que supuestamente cometía con la ahora exdirectora de tránsito de Nayarit.

Sin embargo, Márquez subió un video a internet donde relacionaba al dueño de Mister Camarón y a Patricia Betancourt en diversos delitos.

El cadáver del comunicador fue localizado el 1 de diciembre pasado.

Betancourt está acusada por el delito de encubrimiento, debido a su supuesto conocimiento del delito, ya que habría recibido una llamada justo después de la ejecución de Márquez, en la que le dijeron: “¡Jefa, ya estuvo, la veo en el domicilio!”.

Además, dos policías de investigaciones cibernéticas declararon que la exfuncionaria les solicitó ayuda para “bajar” de redes sociales el video que había subido el reportero.

La próxima audiencia fue fijada para el 15 de agosto.

(Con información de NTV)

Comentarios

Load More