Gobierno municipal de SLP halla firmas falsificadas y sobreprecios en 25 plantas purificadoras de agua

El exsecretario del Ayuntamiento del trienio de Ricardo Gallardo, Marco Antonio Aranda, exhibe la comparación de su firma con la de contratos en los que fue falsificada. Foto: Especial El exsecretario del Ayuntamiento del trienio de Ricardo Gallardo, Marco Antonio Aranda, exhibe la comparación de su firma con la de contratos en los que fue falsificada. Foto: Especial

SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P. (apro).- El gobierno local encontró firmas falsificadas, sobreprecios y otras anomalías en la operación de las 25 plantas purificadoras de agua que contrató el exalcalde municipal Ricardo Gallardo Juárez.

Además, algunas de las empresas no pagaban el consumo del agua que utilizaban y ni siquiera contaban con medidor.

En conferencia de prensa, el exsecretario del ayuntamiento en el trienio de Gallardo, Marco Antonio Aranda Martínez, sostuvo que las firmas presuntamente suyas que aparecen en contratos para el funcionamiento de las purificadoras son apócrifas.

“Creo que no se vale que se avienten una cosa tan burda, tan grave, jurídicamente grave… se estará viendo qué se hace con esas falsificaciones, al menos yo voy a llegar a las últimas consecuencias. ¿Quién falsificó? No sé”, dijo el exfuncionario.

Añadió: “Tengo la obligación de que cuantas veces me hable la administración actual compareceré para dar la versión”. Y al comparar las firmas soltó: “Hasta un niño de kínder sabe que está falsificada”.

Con el programa de purificadoras de agua, Gallardo repartía garrafones a habitantes de colonias de la capital, lo que fue criticado por opositores al considerar que tenía un propósito clientelar con miras electorales.

Sin embargo, durante el proceso de entrega-administración, la actual administración de Xavier Nava Palacios encontró diversas irregularidades.

El oficial mayor del municipio, Óscar Valle Portilla, precisó que, al revisar los 25 expedientes de las plantas purificadoras presuntamente contratadas por el municipio, se encontró que había convenios con firmas evidentemente falsas, en específico la del entonces secretario del ayuntamiento, Marco Antonio Aranda.

“Me doy cuenta de que es una firma burdamente falsificada, busco al licenciado Marco Antonio para conocer su versión… la pasada administración compraba lo que quería, cuando quería, a quien quería y al precio que quería”, afirmó Valle Portilla.

De hecho, dijo, la actual administración consideraba la posibilidad de continuar con el programa, pero los propietarios de los locales o viviendas donde operaban las purificadoras se negaron, en su mayoría, a informar sobre las condiciones en que prestaban este servicio, o a firmar contratos.

En la revisión del tema se encontró que las empresas no pagaban el agua potable al Sistema Municipal, puesto que no se localizó el registro de ello, abundó.

Otra anomalía detectada es el precio al que se pagaron cuatro purificadoras, valuadas por el gobierno de Gallardo Juárez en 252 mil pesos, pero en la revisión se verificó que el precio real no rebasa los 150 mil pesos. “Las cotizamos el día de ayer a 149 mil pesos, después de tres años”, según el oficial mayor.

Añadió: “En cualquier cosa que se revise es lo mismo, se compró en detrimento de todas y todos los potosinos”. El sobreprecio es de más del 40%, recalcó.

En tanto, el director de Desarrollo Social, Claudio Víctor Ferrer Marín, destacó que la anterior administración dio los equipos de las purificadoras en comodato a quienes las operaban, por lo que ya se pidió la devolución de dichos equipos.

Comentarios

Load More