Gobierno de Jalisco no hablará más sobre desabasto, exige a Lomelí y Pemex responsabilidad

GUADALAJARA, Jal. (proceso.com.mx).- A pesar de que el desabasto de gasolina en Jalisco pasó del 20 al 50 por ciento, y que se corre el riesgo de que las actividades económicas, turísticas y productivas se paralicen, el secretario general de gobierno, Enrique Ibarra Pedroza advirtió que el ejecutivo no informará más de dicha crisis, y exigió que sea el delegado federal, Carlos Lomelí y Pemex quienes den la cara a la ciudadanía.

El director de Pemex, Octavio Romero incumplió su compromiso con el gobierno de Jalisco de dotar al estado de 94 mil barriles por día de hidrocarburos, pues solo han entregado 45 mil, aproximadamente, recordó el secretario general de gobierno.

“Queremos enfatizar la actitud omisa, silente, opaca de las autoridades de Pemex, de la representación de su delegado en nuestro estado, que explique el por qué de esta situación, ya inocultablemente en una situación de crisis”, dijo Enrique Ibarra.

En el área metropolitana de Guadalajara, existen 450 gasolineras, que requieren de 60 mil barriles por día, equivalente a 10 millones de litros, en proporciones de 60% Magna, 10% Premium y 30% Diésel.

Según Ibarra Pedroza, su postura de ya no informar no es abandonar a la ciudadanía, “al contario, estamos plenamente de su lado (…) lo que no compartimos es la opacidad de lo que ya se está revelando, la incapacidad en el procesamiento para desahogar este desabasto en muchos estados del país”.

Por su parte, el coordinador general estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico, Alejandro Guzmán Larralde también justificó la postura de no hablar sobre el tema desabasto de petrolíferos.

“Hay decisiones del gobierno federal que no están siendo compartidas, ni están siendo planeadas en conjunto con el gobierno del estado, y ante esa situación, son ellos los que tienen que definir cuál es su plan. Si ellos decidieron cerrar los poliductos porque les convenían, debían haber pensado cómo iban a resolver el problema logístico de transportar más de 15 millones de litros para abastecer a Jalisco, más los otros estados (…) que ellos decidan, pero que den la cara ante la ciudadanía”, señaló Alejandro Guzmán.

Crisis

El coordinador del gabinete Económico explicó que ante la falta de hidrocarburos diversas actividades

económicas, turísticas y productivas en el interior del estado se han visto afectadas.
Detalló que en Tequila, Chapala, Tapalpa, Mazamitla, municipios turísticos bajó la afluencia de visitantes, “que probablemente quieran ahorrar combustible”.

En tanto que en Amacueca, Juchitlán, Tecolotlán, Unión de Tula, Tototlán, Colotlán, Poncitlán, redujeron al mínimo el uso de sus vehículos oficiales “afectando servicios como la seguridad, y reservan gasolina solo para urgencias”.

En los municipios de El Grullo, San Juan de los Lagos, Tepatitlán, Arandas que están en vísperas de sus festividades locales “y que dependen muchos de los visitantes para mantener su economía, temen grandes afectaciones, también”.

Zapotlanejo, cuya actividad comercial depende de los compradores del área metropolitana de Guadalajara mermó la afluencia de clientes, y de las 11 gasolineras que están establecidas en el municipio solo funcionaban tres hasta ayer en la noche.

Algunas exposiciones nacionales e internacionales programadas dentro de la Expo Guadalajara, se podrían posponer.

También, Alejandro Guzmán mencionó que dentro de la zona metropolitana de Guadalajara, el desabasto alcanza un 40%, y el área más afectada es el poniente con un 70%.

“En términos generales, el estado presenta un desabasto del 50%, y aun cuando hemos estado en coordinación con las autoridades de Pemex Logística, no ha sido posible elevar la cifra de abasto debido a la incapacidad logística y de terminales de almacenamiento”, señaló.

No descartó que la próxima semana se registre una escasez de alimento por el retraso en los ciclos productivos.

“No es solamente el poder entregar las mercancías a diferentes establecimientos, o comercios, es también el ingreso de las materias primas a los centros de producción, éstas ya se empezaron a retrasar varios días”, dijo Alejandro Guzmán.

Añadió que al inicio de la crisis que ya lleva 12 días, no se detectó porque las empresas tenían inventarios. Considera que los precios de la canasta básica podrían incrementarse, ante la escasez.

Enrique Ibarra abonó que otros municipios afectados son Tala y Ameca donde ayer mil 600 trabajadores de la zafra de la caña, no pudieron laborar, luego de que el transporte no pudo recargar combustible.

Comentarios