Fiscalía presenta audios de “El Chapo” planeando el envío de drogas a Canadá

"El Chapo" en un dibujo de la Corte. Foto: AP / Elizabeth Williams "El Chapo" en un dibujo de la Corte. Foto: AP / Elizabeth Williams

NUEVA YORK (apro).– De la mano del gobierno de Estados Unidos, el narcotraficante colombiano Alexander Alex Cifuentes Villa ofreció nuevos testimonios sobre la participación de Joaquín El Chapo Guzmán Loera en el envío de drogas a ciudades como Los Ángeles y Nueva York, entre otras.

Cifuentes Villa, quien colaboró con El Chapo en el trasiego internacional de narcóticos e incluso vivió con él en la Sierra de Sinaloa, corroboró este lunes que pertenece a Guzmán Loera la voz que se escucha en grabaciones telefónicas obtenidas por la Fiscalía, en las cuales el sinaloense habla de enviar cocaína y otras drogas a Estados Unidos.

En una de las grabaciones presentadas en la Corte Federal del Distrito Este por el Departamento de Justicia, el acusado habla sobre preparar una ruta de tráfico de enervantes dentro de territorio estadunidense y pasar la mercancía a Canadá.

En la conversación, El Chapo le pide a uno de sus lugartenientes, apodado Compadre Proceso o Don Proceso, que prepare todo para el envío de cocaína, heroína y metanfetaminas de Estados Unidos a Canadá.

–“Compadre buenas tardes”, saluda El Chapo a Don Proceso.

–“Quiero que tenga listo el ranchito para cruzar (drogas) pa’ Canadá”, insiste El Chapo a Compadre Proceso.

Al ser cuestionado por la fiscal Gina Parlovecchio sobre lo que hablaron El Chapo y Don Proceso, Alejandro Cifuentes Villa Panchito explicó que por “ranchito”, Guzmán Loera se refería a que quería que su socio comprara o rentara casas en Estados Unidos y Canadá para el negocio.

“Tuvimos un plan de usar el Lago Vermont, rentar casas con mulle del lado (…) para enviar la cocaína en lanchas (desde Estados Unidos) y regresar el dinero en las mismas lanchas (desde Canadá)”, afirmó Cifuentes.

 

Hugo Chávez, “El Loco” de Venezuela

En otro de los audios presentados al jurado en la sala del juez Brian Cogan en la Corte en Brooklyn, Nueva York, El Chapo y otros de sus lugartenientes hablan explícitamente de tráfico y venta de cocaína y heroína en Nueva York, lugar donde se le acusa de ese delito.

En su testimonio, Panchito dijo haber sido testigo de cuando El Chapo ordenaba y daba seguimiento a la venta de droga en Estados Unidos, y aseguró que él era coordinador directo de la venta de los enervantes y de recuperar y llevar a México o Colombia el dinero procedente de la venta de narcóticos.

En otra grabación telefónica que reprodujo Parlovechhio al jurado se escucha a El Chapo hablando con Antonio o Toño, un distribuidor y vendedor de sus drogas en Nueva York.

A Toño, nacido en República Dominicana, El Chapo le pide que le consiga en la nación caribeña una finca con pista clandestina para que ahí aterricen avionetas procedentes de Venezuela cargadas de cocaína y luego enviarlas hacia México.

“Consiga esa rayita (pista)… un ranchito que tenga un lugar así para que llegué el mueble (avión) del Loco”, le dice El Chapo a Toño.

Alejandro Cifuentes Villa tradujo los códigos en los que habló Guzmán Loera con el dominicano:

“Joaquín le pide a Toño que le consiga la finca con la pista clandestina para que llegara la avioneta con la cocaína del Loco”, dijo Panchito.

–¿Qué es Loco?, preguntó Parlovecchio.

Loco le decíamos a Venezuela, por el Loco del expresidente (Hugo) Chávez, respondió el narcotraficante colombiano.

 

El Chapo quería dirigir una película de su vida

Alejandro Cifuentes está cooperando con el gobierno de Estados Unidos para inculpar a El Chapo como ya lo hicieron otros nueve narcotraficantes que se han presentado en la Corte en Brooklyn.

Alex Cifuentes, que pasó más de dos años al lado de El Chapo en la sierra sinaloense, está corroborando algunos aspectos de los documentos de prueba del gobierno estadunidense con los que pretende que el jurado declare culpable al acusado de los cargos que le imputan.

En un dato curioso, Alex Cifuentes contó que de 2007 a 2013, cuando a él lo arrestaron, Guzmán Loera trabajaba en el proyecto de que se hiciese una película y un libro sobre su vida.

“La idea surgió de mi exesposa, Angie, que se lo propuso a Don Joaquín para que ganara dinero… le encantó la idea… contraté a un director colombiano, Javier Rey… El Chapo y sus familiares colaboraron con información para la realización del libro… el borrador del libro se lo entregaron a Jimmy, secretario del Iván Archivaldo, hijo de don Joaquín y a sus abogados en México”, relató Panchito.

El narcotraficante colombiano admitió no saber en que terminó aquella idea del libro ni de la película, de la cual Guzmán Loera deseaba ser el director, afirmó.

Comentarios

Load More