“El gurú cibernético”, de PaCo (Pater Comunitatis)

Gira "El gurú cibernético. Psicoterapia Performativa". Foto: Facebook Francisco Turón Gira "El gurú cibernético. Psicoterapia Performativa". Foto: Facebook Francisco Turón

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Acaba de comenzar una gira nacional con su obra El gurú cibernético. Psicoterapia Performativa: El actor, dramaturgo, productor y artista plástico Francisco Humberto Rangel Turón, alias PaCo (Pater Comunitatis), cuyo texto homónimo aparece en Editorial Verba Ad Verbum y Fundación Cultural Trabajadores de Pascual y del Arte, A.C.

En el año 2001, Rangel Turón fundó Teatro Móvil, asociación civil que preside y por medio de la cual ha llevado a cabo sus proyectos de “Psicoterapia Performativa” y “Teatro Tecnológico”. A continuación, fragmentos del prefacio para esta edición, consistente en la transcripción de una conferencia de prensa realizada por el autor en la Sociedad General de Escritores de México (Sogem), en abril de 2016.

Prefacio de “PaCo”

Quien escribe teatro lo hace cautivado por una idea, aunque no necesariamente ese flujo de ideas nos da una certeza de lo que va a originar la imaginación creadora que se requiere para transformar un libreto dramático en un montaje o una puesta en escena.

El itinerario de la construcción dramática en realidad surge de varias ideas que se imponen unas sobre otras. Sin embargo, la idea que prevalecía sobre las demás era la de patentar un teatro psicológico que provocara el eco profundo del Ser y, que a la vez, significara una “voz urgente por pronunciar” con el ímpetu suficiente para sacudir nuestros prejuicios respecto a los trastornos emocionales. La idea de El gurú cibernético es darle voz a los que no la tienen.

Una de las bifurcaciones que me seducían era la idea de innovar con la aportación de un género teatral que propusiera un “arte terapéutico” que se valiera de las nuevas tecnologías de última generación para ser aplicadas a las artes vivientes con la finalidad de concebir un acontecimiento de sanación colectiva que denomino “Psicoterapia Performativa”.

Por otra parte, me inspiré en los gurús que brindan apoyo psicoterapéutico en línea además de compartir herramientas orientadas al interior de sus seguidores. Uno de esos personajes es José Fabián Zepeda López, mejor conocido en el ciberespacio como “El sanador de corazones”, quien también fue un cómplice sin el cual no habría sido posible la producción de esta pieza.

El tamaño del problema de salud mental debe ser proporcional al planteamiento de la solución artística.

El gurú cibernético contiene en la Psicoterapia Performativa una relevante aportación a la psicodramática con el valor de un “arte terapéutico” creado para sanar a quienes padecen de depresión, a partir de hacer conciencia de una realidad que está de acuerdo con nuestros comportamientos, pensamientos y sentimientos de dolor y de placer, así como del poder de nuestros deseos.

El teatro psicológico que planteo es de una psicodramática que aporta una solidez técnica –cognitivo conductual– que sucede progresivamente mediante la capacidad de controlar durante la escenificación los propios pensamientos y acciones.

Es una terapia tan breve como estratégica, ya que sucede rápidamente entre los espectadores-pacientes, con un desbloqueo de la sintomatología que puede resultar hasta prodigioso. En la Psicoterapia Performativa encontramos una mezcla de lirismo, simbología y crítica social. Las técnicas terapéuticas inducen a los “públicos” a cambiar su percepción y la reacción en su relación con la realidad, para que una vez terminada la función tengan el poder de adquirir la capacidad de su gestión.

Traducido a la práctica clínica de la Psicoterapia Performativa guía al espectador-paciente a través de un proceso basado en la conciencia y sobre el esfuerzo voluntario a aprender cómo combatir o gestionar un determinado trastorno como lo es la depresión. La Psicoterapia Performativa tiene el efecto de desvanecer las resistencias que potencialmente pudieran tener los espectadores-pacientes por medio de este estratagema de poderosa teatralidad terapéutica que crea verdades y genera sus propias experiencias emocionales constructivas en las percepciones y en las acciones internas, tanto del sujeto en cuestión de cada caso de depresión, como también de quien observa los procesos de catarsis.

Comentarios

Load More