Gobernador de Guerrero admite que hay venta irregular de combustible en la Autopista del Sol

Héctor Astudillo encabezó una reunión del Consejo Estatal para el Desarrollo Rural Sustentable. Foto: Especial Héctor Astudillo encabezó una reunión del Consejo Estatal para el Desarrollo Rural Sustentable. Foto: Especial

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, admitió que existen centros de venta de gasolina donde se comercializa el combustible de forma irregular en distintos puntos de la Autopista del Sol, así como en la región Montaña y la Sierra de la entidad.

No obstante, evadió el tema del Parque Industrial el Ocotito, que de acuerdo con un presunto huachicolero detenido por guardias comunitarios hace dos días, es utilizado “como ruta de trasiego de gasolina adquirida de manera ilegal” en el municipio de Chilpancingo.

Las instalaciones del Parque Industrial, considerado como “zona estratégica”, es resguardada por la empresa privada Silimpa, propiedad de Igor Aguirre –sobrino del exgobernador Ángel Aguirre–, y contratada por la administración de Astudillo bajo un esquema de opacidad porque se desconoce el procedimiento de adjudicación y el monto del contrato.

Esta mañana, el gobernador encabezó una reunión del Consejo Estatal para el Desarrollo Rural Sustentable en la residencia oficial Casa Guerrero, donde habló sobre el caso de la detención de cuatro personas, entre ellas dos guardias de la empresa Silimpa, acusados por guardias comunitarios de huachicoleo, y el decomiso de 14 mil litros de gasolina presuntamente robada en el valle de El Ocotito.

Ello, después de que ayer Apro informó que uno de los cuatros detenidos por guardias comunitarios reveló la existencia de una red de venta ilegal de combustible sobre la Autopista del Sol, que involucra a empresas privadas de transporte que son contratadas por Pemex para distribuir hidrocarburos en gasolinerías de la entidad.

Al respecto, Astudillo dijo textual: “Apareció un asunto de combustible en El Ocotito. No es un problema de robo de combustible, alguien andaba vendiendo seguramente en pueblos barricas de combustible y ahí las agarraron”.

“Es un conflicto que se da entre los propios grupos de comunitarios que se mueven ahí en El Ocotito”, dijo el mandatario sin presentar pruebas.

El gobernador públicamente ha dicho que las policías comunitarias que operan en más del 50 % del territorio de la entidad, “son un parapeto del narco” y que por ello, deben ser desarmados y procesados penalmente.

Luego, Astudillo admitió la existencia de centros de venta irregular de combustible en diferentes zonas del estado.

“Aquí en Guerrero no hay problemas de desabasto pero ustedes lo saben, no nos vayamos a engañar. Díganme ustedes en qué pueblo de la Sierra, en qué pueblo de la Montaña no hay siempre un lugar donde te venden gasolina”, preguntó el mandatario, y él mismo respondió.

“Sí lo hay, te venden 20, 30 o 50 litros. Bueno en la Autopista del Sol, ahí en Tulimán, venden gasolina y la han vendido desde que existe la autopista, ahí saben los traileros que venden gasolina y puedes comprar”, afirmó Astudillo sin explicar de dónde se abastecen los vendedores irregulares de combustible.

El gobernador concluyó mencionando el decomiso de bidones cargados con 14 mil litros de gasolina presuntamente robada, que estaba almacenada en una bodega clandestina, ubicada en el poblado de Buena Vista de la Salud y sobre la Autopista del Sol, frente a las instalaciones del Parque Industrial El Ocotito. “Seguramente iban a ser distribuidos para venderlos de la misma manera”, es decir, de forma irregular, indicó Astudillo.

Comentarios

Load More