IMEF respalda medidas contra robo de combustible, pero señala costos a corto plazo

Fernando López Macari, presidente nacional del IMEF. Foto: Tomada de Twitter @IMEFOficial Fernando López Macari, presidente nacional del IMEF. Foto: Tomada de Twitter @IMEFOficial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) respaldó la estrategia contra el robo de gasolinas del gobierno federal, sin embargo, exhortó al mismo a dar a conocer un plan definiendo tiempos y posible extensión territorial del problema, para poder acomodar las actividades del sector, que sin duda requieren de hidrocarburos y así poder brindar un mayor apoyo.

Al presentar las perspectivas para el presente año, Fernando López Macari, presidente nacional del IMEF, señaló que a pesar de los claros beneficios en el largo plazo, el combate a la corrupción normalmente conlleva costos en el corto plazo, mismos que se reflejarán particularmente en el crecimiento del PIB en el primer trimestre del 2019.

“No es sencillo medir el impacto y el ajuste estará en función de la magnitud de la actividad económica afectada, así como del tiempo que dure el problema”, acotó.

Para el IMEF, el robo de combustibles en México se ha ido acrecentando en los últimos años de manera significativa.

Explicó que, de acuerdo con los datos más actualizados de Petróleos Mexicanos, el robo de hidrocarburos ha crecido poco más de 170%, de 2013 a noviembre de 2018, sumando 65 mil barriles diarios promedio (de enero a noviembre de 2018).

“Cabe señalar que en el periodo comprendido entre 2013 y 2018, 66% del robo se llevó a cabo directamente mediante la ‘ordeña’ de ductos y el 34% restante en instalaciones. Si cada barril de hidrocarburo es equivalente a 42 galones y 42 galones equivalen a 158.99 litros, entonces el robo de hidrocarburos el año pasado -al menos hasta noviembre-, fue de poco más de 10.3 millones de litros diarios”, abundó.

Agregó:

“Para tener una idea de cuánto es esto en términos monetarios al año, haciendo el supuesto de que todo el robo fue de gasolina magna y utilizando el precio promedio nacional del pasado 13 de enero -que se ubicó en 18.91 pesos por litro-, el robo de hidrocarburos en 2018 ascendió a 72 mil millones de pesos (o 0.3 puntos porcentuales del PIB), aproximadamente. Esto representa una fuga significativa de recursos para Pemex y el gobierno federal”.

En este entorno, el IMEF consideró “urgente” que la estrategia gubernamental pueda erradicar el robo de combustibles, se restablezca el abasto lo antes posible y mejoren los ingresos fiscales y los de Pemex.

“Para el IMEF es fundamental una mejor planeación para que no se observe una afectación sobre la actividad económica y la irritación de la población”, precisó.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More