Impiden que el testigo en el juicio a El Chapo declarara sobre corrupción en la DEA

Jeffrey Lichtman, abogado de Joaquín "El Chapo" Guzmán. Foto: AP /Mary Altaffer Jeffrey Lichtman, abogado de Joaquín "El Chapo" Guzmán. Foto: AP /Mary Altaffer

NUEVA YORK (apro) – Un día después de que declarara que en octubre de 2012 Joaquín El Chapo Guzmán Loera pagó 100 millones de dólares en sobornos al expresidente Enrique Peña Nieto, el gobierno de Estados Unidos impidió que el narcotraficante colombiano, Alexander Cifuentes Villa, declarara sobre corrupción de agentes de la DEA.

En la audiencia de este miércoles del juicio contra El Chapo en la Corte Federal del Distrito Este, en Brooklyn, Nueva York, Cifuentes Villa, Alex, seguía narrando casos de corrupción de funcionarios y militares.

Cuestionado por Jeffrey Lichtman, abogado de Guzmán Loera, sobre si su hermano Francisco Iván Cifuentes Villa, Pacho, intentó en Colombia sobornar a funcionarios de la Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) cuando operaba su organización de tráfico de narcóticos en Colombia, Alex admitió que estaba enterado del asunto y del supuesto pago al agente estadunidense.

“Mi hermano lo hizo, no sé si fue un regalo o soborno. Era una cajita (lo que le entregó al presunto agente de la DEA) de celular con unos dólares en efectivo”, dijo Alex, testigo de la fiscalía en el juicio contra El Chapo.

Lichtman había explicado al testigo, durante el interrogatorio al que lo sometió, que Pacho presuntamente se encontró con el agente de la DEA en un aeropuerto en Colombia para corromperlo.

Cuando Alex mencionó la entrega de dinero en la cajita al supuesto agente de la DEA, la fiscal Gina Parlovecchio objetó que el abogado del Chapo continuara cuestionando al testigo sobre el asunto.

La representante del Departamento de Justicia en el juicio del Chapo le solicitó al juez Brian Cogan una reunión con él y con los abogados del acusado. El ministro, junto a su barra, platicó en privado con los fiscales y los abogados del Chapo y unos tres minutos después, cuando Lichtman reanudó el cuestionamiento, ya no retomó el tema de la supuesta corrupción del agente de la DEA por parte de la organización colombiana de tráfico de drogas comandada por Pacho Cifuentes Villa.

Antes de abordar el caso de la presunta corrupción por narcotráfico en la DEA, Alex Cifuentes Villa había declarado ante el jurado y el juez Cogan que, a principios de este siglo, su hermano Pacho y su hermano Jorge Milton pagaban un cohecho mensual en Colombia, al general Oscar Adolfo Naranjo Trujillo, exdirector de la Policía Nacional de su país, para que brindara protección y seguridad a los negocios del narcotráfico y todos los integrantes de la empresa familiar dedicada a la producción, distribución y venta internacional de cocaína.

Eventualmente en 2012, el general Naranjo Trujillo fue nombrado por el entonces presidente mexicano Enrique Peña Nieto como su asesor de seguridad nacional para temas de combate al narcotráfico y al crimen organizado. El militar colombiano permaneció en ese puesto del gobierno de México hasta enero de 2014, cuando decidió regresar a su país.

Al inicio de la audiencia de este miércoles en el juicio contra El Chapo, el juez Cogan aleccionó al equipo defensor del acusado y en particular a Lichtman sobre el asunto de corrupción por narcotráfico en México y en particular del caso de Peña Nieto.

El juez, dirigiéndose a Lichtman, le recordó que en su argumento de apertura del juicio (13 de noviembre de 2018) dijo que durante el proceso deseaba hablar del tema de que Ismael El Mayo Zambada García –y no El Chapo– sobornaba al gobierno de México.

“No han demostrada nada de esos sobornos, no han presentado información sobre esos pagos y lo que han hecho exclusivamente cuestionando al testigo (Alex) es exponer que el acusado (El Chapo) fue el que presuntamente pagó millones de dólares al presidente (Peña Nieto)”, declaró el juez.

El abogado de El Chapo quiso darle una explicación de sus razones para interrogar a Cifuentes Villa del asunto, pero el juez lo interrumpió remachándole que lo que logró con la declaración del testigo sobre la corrupción presidencial de México, fue implicar a su cliente y no al Mayo Zambada, como anunció que lo haría al inicio del juicio.

El juez Cogan conminó a Lichtman a que sería mejor que ya no abordara el asunto con Cifuentes y el representante del Chapo reviró anotando que ya había dado por concluido ese aspecto.

En la parte final de la audiencia número 30 del juicio, subió al estrado de los testigos el agente de la DEA, Victor Vazquez, nacido en Durango y exintegrante de los Marines estadunidenses.

El agente dijo que trabajó en la Ciudad de México de 2008 hasta diciembre de 2014, concentrado en dos casos, en La Familia Michoacana y en el del Cártel de Sinaloa.

Respaldado por dos videograbaciones, Vazquez relataba al jurado como el 13 de febrero de 2014, en colaboración con un equipo de las fuerzas especiales de la Secretaria de Marina (Semar) mexicana, realizaron una operación a las afueras de Culiacán, Sinaloa, para capturar al Mayo Zambada, quien presuntamente se encontraba en un rancho.

El agente indicó que fracasó el operativo de la captura del capo del Cártel de Sinaloa. Sin embargo, al iniciar su testimonio dijo que él, junto con los marinos mexicanos, habían capturado al Chapo Guzmán en Mazatlán, detalles que se espera dé a conocer en la audiencia de este jueves 17 de enero, cuando continúe su testimonio e interrogatorio por parte de la fiscal Andrea Goldbarg.

Comentarios

Load More