Con mural en la UACM, exigen justicia por feminicidios de cuatro estudiantes

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con la pinta de un mural con sus rostros y la palabra “Justicia” en grandes letras blancas, alumnos y profesores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y familiares de las víctimas exigieron la aplicación de justicia en los feminicidios de las estudiantes Leslye Hernández, Martha Torres, Campira Camorlinga y Nancy Lara.

A las afueras del plantel Centro Histórico –ubicado en la avenida Fray Servando, alcaldía Cuauhtémoc– los inconformes acusaron a las autoridades de la UACM por la “indiferencia y simulación institucional interna frente a las violencias contra las mujeres”.

Además, señalaron a la Oficina del Abogado de la institución de ser “copartícipe en la simulación y dilatación” de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX), particularmente en la investigación del caso de Lesly, la víctima más reciente.

El acto ocurrió a las tres de la tarde de este miércoles, cuando sentadas frente al mural –elaborado a iniciativa de Rut Mendoza, exalumna uacemita– y sin poder contener el llanto, madres y hermanas de las estudiantes relataron los casos de las estudiantes.


La primera en tomar el micrófono fue Margarita Alanis, madre de Campira, alumna del plantel Centro, asesinada el 31 de diciembre de 2016 por su novio Jorge Humberto. La mujer exigió a las autoridades avanzar en el proceso contra el responsable que, dijo, lleva más de un año en el Reclusorio Norte, pero no ha sido sentenciado debido a que falta la realización de su perfil genético como prueba de autoría del crimen.

Con una gorra que le cubría el rostro ante las cámaras –pues teme a represalias–, Jaqueline contó que su hermana Nancy estudiaba Ciencia Política en el plantel Cuautepec. La última vez que la vieron con vida salía de una fiesta en un bar de Vallejo, luego abordó un taxi y no se supo más de ella. Su cuerpo fue hallado en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México.

La joven contó que el proceso penal del caso no tiene avances ni hay presuntos responsables detenidos. De hecho, denunció que autoridades mexiquenses le han recomendado “que mejor ya no le movamos porque no nos conviene”. Jaqueline recordó el activismo que su hermana realizaba, a la par de su trabajo y escuela. Y aunque reconoció el esfuerzo de los estudiantes para hacer el mural, lamentó que Nancy no pudiera estar ahí participando con ellos.

Mayra Jorge, madre de Martha Karina, contó que su hija fue asesinada en mayo de 2013 por su novio quien, igual que ella, era estudiante de la UACM. La mujer agradeció a los medios de comunicación, pues dijo que, gracias a ellos, Cristian Ortiz, el feminicida confeso, fue hallado, detenido y sentenciado a 35 años de prisión.

Luego de los testimonios, las organizadoras del acto exigieron a la Procuraduría capitalina investigar el feminicidio de Leslye Hernández Moreno, cuyo cadáver fue hallado el pasado 11 de enero en un terreno pantanoso en Xochimilco. Fue su caso el que alentó a la comunidad uacemita a realizar el mural y exigir justicia.

Al lugar llegó Gerardo Herrera, padre de Itzel Areli Herrera Zúñiga, de 16 años y estudiante de la Vocacional 13, del IPN, desaparecida el 20 de octubre del 2018, en la colonia San Simón Tolnahuac, alcaldía Cuauhtémoc. Con fotografías de su hija que repartió entre los asistentes, pidió a las autoridades a “ser empáticas, sentir su dolor” y poner énfasis en la búsqueda de sus hijas.

Las organizadoras del acto demandaron a las autoridades de la UACM “que deje de emplear la violencia que enfrentan las mujeres como retórica política que se utiliza sólo en momentos de desgracia o en fechas en las que políticamente es correcto hablar de ellas”.

Comentarios