Identifican al autor del atentado en una escuela de policía en Bogotá

BOGOTÁ, Colombia. (apro).- El autor del atentado que esta mañana dejó al menos 10 muertos y 54 heridos en Bogotá fue identificado por la Fiscalía como José Aldemar Rojas Rodríguez, quien murió en el ataque al estallar la camioneta que conducía con una carga de 80 kilos de pentolita.

El fiscal general colombiano, Néstor Humberto Martínez, dijo en una rueda de prensa que la camioneta realizó su última revisión técnica en la nororiental ciudad de Arauca, donde tiene una fuerte presencia la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la única que queda en Colombia tras la incorporación de las FARC a la vida civil.

En la Escuela de Cadetes de Policía “General Francisco de Paula Santander”, donde ocurrió el atentado, Martínez señaló que la camioneta que conducía el atacante es una Nissan Patrol modelo 1993, de color gris, la cual explotó a un costado del dormitorio femenil del plantel.

La pentolita que cargaba es un explosivo de alto poder de uso militar y civil. En noviembre pasado, la Fiscalía y la Armada confiscaron 16 paquetes de ese material en una casa en la caribeña Cartagena, donde fue detenida una mujer a la que se acusó de pertenecer a las milicias urbanas del ELN.

Esa guerrilla mantiene desde 2016 un accidentado diálogo de paz con el gobierno colombiano, pero no ha renunciado ni al secuestro ni a los atentados terroristas. En 2017, las autoridades responsabilizaron a ese grupo de dos ataques explosivos ocurridos en una plaza de toros y en un centro comercial de Bogotá. Este último dejó tres muertos.

Ayer miércoles, el comisionado para la Paz del gobierno, Miguel Ceballos, acusó al ELN de secuestrar a tres tripulantes de un helicóptero derribado en la nororiental región del Catatumbo y le dio un mes a esta organización armada para definir si continúa con los diálogos de paz.

El fiscal Néstor Humberto Martínez afirmó que en el curso de las próximas horas podrá dar “mayor información para establecer quiénes son los autores intelectuales de este acto terrorista”.

El presidente colombiano, Iván Duque, quien se presentó al sitio del ataque de este jueves, dijo que se trata de un “acto terrorista” que “no quedará impune” y llamó a la unidad nacional contra los violentos.

“Vamos a capturar y castigar con severidad a los autores de esta barbarie”, señaló el mandatario, y dijo que ha dado órdenes para que las fuerzas de seguridad desplieguen toda su capacidad e inteligencia para determinar quiénes son los responsables del “cobarde ataque”.

Duque sostuvo que el atentado fue obra de una “estructura criminal”, aunque no adelantó hacia dónde apuntan las investigaciones.

La mayoría de las víctimas fatales del atentado eran estudiantes de la escuela de la Escuela de Cadetes de Policía “General Francisco de Paula Santander”. Entre ellos figura la ecuatoriana Erika Chicó.

Los presidentes de Ecuador, Lenín Moreno, y de Panamá, Juan Carlos Varela, condenaron el atentado y expresaron su solidaridad a los colombianos.

La oficina de la ONU en Colombia también repudió el atentado y dijo en un comunicado que se trata de “un acto criminal absolutamente inaceptable que va en contravía de los esfuerzos que viene adelantando el país en su rechazo a la violencia y en el trabajo presente de diferentes sectores en pro de un futuro más próspero y pacífico”.

Comentarios